Denuncian muerte de joven en Petare a manos del Cicpc

El viernes 21 de septiembre, a las cinco de la madrugada, alrededor de 40 efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) ingresaron a la casa de Levi Urbina en San Blas, Petare, donde el joven de 24 años resultó muerto por un disparo cruzado en las costillas. Su esposa, María Márquez, concluye que fue una “venganza y una orden” por parte de su arrendadora, Adela Nieves, quien les había aumentado el alquiler de 2 bolívares soberanos a 300.

Caracas. “Nosotros habíamos llegado a un acuerdo y le pagamos a principios de este mes 100 soberanos. Le pedimos que nos diera un tiempo porque no teníamos a dónde ir. Ella aceptó, pero ahora pasó esto. Yo sé que su hija y nieta habían colocado una denuncia. Son cómplices y responsables de este acto”, así contó María Márquez lo que considera la causa de la muerte de su esposo a manos del Cicpc. 

Levi Urbina, de 24 años, fue asesinado por cuerpos del Cicpc la madrugada del 21 de septiembre. Su cónyuge expresa que los efectivos nunca presentaron orden de captura o allanamiento. “Fueron directamente a matarlo”, agregó.

El matrimonio tiene una niña de un año. El cuerpo policial allanó primero la casa del hermano de Urbina, también en Petare, y de acuerdo a Márquez, golpearon a su concuñada, quien tenía un bebé en sus brazos. Acto seguido, el Cicpc apareció en el hogar de Urbina, donde hay varios inquilinos. Seis personas viven en el piso de arriba y siete en el de abajo. “Hay tres cuartos y solo entraron al nuestro. Me vas a decir que eso no es a propósito”, dijo.

A María Márquez la sacaron del cuarto junto a la niña y la encerraron en otro. Aunque gritaba para salir, nunca se lo permitieron. Luego de media hora, narra que los policías se habían ido y el cuerpo de su esposo ya no estaba. Los mismos efectivos le dijeron que fuera hasta el hospital Domingo Luciani en El Llanito. Al llegar, los doctores le informan que el cuerpo ingresó sin signos vitales. 

“Armaron toda la escena. Dijeron que hubo un enfrentamiento y que mi esposo estaba con otra persona, y se resistieron a la autoridad. Eso es mentira. El que no la debe, no la teme. Por eso Levi hasta les abrió la puerta con tranquilidad y luego todo fue muy rápido”, afirma.

María Márquez teme introducir la denuncia ante el Ministerio Público porque considera que el Cicpc podría atentar contra ella y su hija. Su pareja, con la que vivía desde hace 8 meses en esta casa en Petare, se dedicaba a la mecánica. Ganaba sueldo mínimo.

El último informe de Amnistía Internacional que analiza los planes de seguridad aplicados en Venezuela desde 2002 hasta 2017 apuntó que  los principales protagonistas de la violencia en Venezuela son hombres jóvenes entre 15 y 44 años de edad en situación de pobreza.

“No nos imaginábamos que iba a pasar esto. Levi era un hombre tranquilo y solo trabajaba para mantenernos a mí y a mi pequeña”, aseguró.

Cifras del Monitor de Víctimas –un proyecto de data periodística– indican que 301 personas fueron asesinadas a manos de los cuerpos de seguridad durante un año en Caracas, entre mayo de 2017 y mayo de 2018.

El Cicpc y la Policía Nacional Bolivariana lideran los asesinatos con 133 y 130, respectivamente; es decir, entre ambos cometieron la mayoría de las ejecuciones (87,3%) nada más en la capital.

Igualmente el estudio de Ejecuciones Extrajudiciales de 2017 de la ONG Cofavic –que vela por la promoción y protección de los derechos humanos– señala que el Cicpc (70%) y la PNB(30%) son los principales cuerpos que cometen ejecuciones extrajudiciales.

Abatidos por el Cicpc

Lee también
Organizaciones civiles asumen un rol protagónico para transformar la crisis

“Cada vez que un funcionario del Cicpc detecta resistencia a las autoridades por parte de los delincuentes, inmediatamente lo reportamos a la oficina de Derechos Fundamentales de Fiscalía. Los familiares dirán una cosa, pero los hechos son otros. Luego el Ministerio Público determinará si realmente hubo abuso policial o no”, dijo hoy en rueda de prensa el director del Cicpc,  Douglas Rico. 

El director del Cicpc informó sobre otros casos en los que el cuerpo policial ha participado durante septiembre. Entre esos, señaló que dieron muerte a cuatro delincuentes que se dedicaban en -el sector “Mal paso” en Filas de Mariche- a obstaculizar la vía portando armas de fuego para efectuar robos, secuestro, y extorsión, sometiendo a sus víctimas y dejándolas por horas en cautiverio. Sus nombres: Gari Leonardo Prieto Corrales, Adrián Jesús Sanabria, y Gregory Moisés Coronado León.  Al parecer, la banda criminal está conformada, por lo menos, por 20 personas.

Por su parte, también declaró acerca de la captura de Óscar Julio Contreras Moreno, quien el 17 de septiembre, habría descuartizado con un arma blanca a Luis Alejandro Rico, de 71 años, para robarle sus pertenencias: carro, equipos electrónicos y dinero. El hecho ocurrió en la avenida Libertador, edificio Las Vegas, a las once de la noche.

Foto Referencial /Luis Morillo


Participa en la conversación