Denuncian negligencia médica tras muerte de bebé en centro clínico Fénix

negligencia médica

Yusmary Istúriz y José Rengifo, padres de la víctima, aseguraron que los médicos Alberto Canorea y Yosselyn Camacaro no fueron claros con el diagnóstico de su pequeño de cuatro meses. El 4 de julio programaron la operación de una hernia inguinal, en la clínica de San Bernardino, pero no se realizó porque presuntamente el niño se complicó durante el preparación para el quirófano.

Caracas. Los papás de Hengerbel Javier Rengifo Isturiz denunciaron que su hijo murió por negligencia médica en el centro clínico Fénix Salud, en San Bernardino. Ahí programaron la operación de una hernia inguinal escrotal, el jueves 4 de julio, que no se concretó presuntamente por un mal procedimiento.

Se la diagnosticaron al mes y medio de nacido. Pero ya debíamos operarlo porque tenía inflamado el testículo, le costaba defecar y se estaba complicando cuando hacía algún esfuerzo. Le hicimos todos los exámenes preoperatorios, él pesaba 6,200 kilogramos y estaba bien de talla. Era lactancia materna exclusiva, mi hijo era un niño completamente sano, contó Yusmary Istúriz, su mamá.

La intervención médica fue programada con la médico cirujano pediátrico Yosselyn Camacaro. A las 8:15 a. m. se lo quitaron de los brazos a su madre, quien respetó el tiempo de ayuno del bebé aunque lloraba de hambre. Los doctores le informaron que no darían una hora estimada de la operación para evitar preocupaciones.

Hengerbel tenía cuatro meses y dos días de nacido. Era el tercer hijo de Yusmary Istúriz y su esposo José Rengifo, quienes tienen a dos pequeños más de nueve y siete años.

Cuatro horas después, al mediodía, el anestesiólogo Alberto Canorea les explicó a los padres que hubo complicaciones al momento de sedarlo pero, presuntamente, habían logrado estabilizarlo.

Lee también
Familiares de militares presos en la Dgcim son víctimas de tortura psicológica

Nos dijo que lo habían sedado con gases, porque tenía las venas muy delgaditas, luego que le iban a tomar una vía. Luego nos dijo que hizo un broncoespasmo, que tuvieron que intubarlo y nos dejaron verlo como a las 12:00 m. Lo vimos y estaba calientico, pasamos los dos y hablamos con nuestro hijo para darle fuerzas.

Yusmary y José aseguraron que los médicos no fueron sinceros con la gravedad de su hijo. Les informaron que debía ser trasladado a una terapia intensiva, pues ese centro clínico no posee. Aseguró que el equipo trató de movilizarse con un cupo en cuidados intensivos en el hospital J. M. de los Ríos, pero no se concretó.

La doctora Yoselyn y el doctor Alberto no fueron claros con lo que estaba pasando, ella me dijo que cuando mi hijo saliera me lo iban a pagar a la tetica, porque yo estaba preocupada porque él tenía tiempo sin comer. Todo lo pagó el doctor Alberto, cuando teníamos seguro, eso también nos pareció sospechoso, detalló.

Doce horas después, casi a las 11:00 p. m. el bebé llegó a la terapia intensiva de la Clínica Santa Paula. Los médicos que lo recibieron le confirmaron a la familia que había ingresado sin signos vitales, aunque hicieron maniobras de reanimación.

En la Clínica Santa Paula nos dijeron que lo estaban esperando desde las 3:00 p.m. No entendemos por qué no se llevó antes, en la clínica Fénix nos evadían y nos bajaban la mirada, fue un juego macabro de todo el personal. Además la ambulancia en la que trasladaron a mi hijo estaba en pésimas condiciones, cuando lo sacaron yo le vi los pies moraditos y estaba hinchado, dijo Yusmary.

Según el informe forense Hengerbel falleció a causa de un edema cerebral severo con surco de enclavamiento, de causa a determinar por exámenes histológicos y toxicológicos.

negligencia médica

Mientras esperábamos más noticias en la clínica Fénix escuchamos a un doctor que leía un informe y dijo ‘se pasaron de anestesia’. Luego se refirió a reanimación y se cortó porque creo que se dio cuenta de que éramos familiares.

Lee también
Denuncian que la Dgcim es el centro de torturas del gobierno de Nicolás Maduro

La madrugada del viernes 5 de julio José Rengifo, padre del pequeño, denunció ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en la sede de El Paraíso. Sin embargo, temen que el doctor Alberto Canorea no asuma las responsabilidades.

Vi que al Cicpc llegó el doctor con dos escoltas que también estuvieron con él en la Clínica Santa Paula y un abogado. Esos hombres —los escoltas— subieron desayunos para todos los funcionarios y los saludaron a todos amistosamente. Queremos justicia, el caso está en la Fiscalía 104. En el Cicpc nos dijeron que primero había que confirmar por qué murió el bebé.

José Rengifo pidió a los funcionarios que los ayuden a hacer justicia. No se dejen manipular por el dinero, fue la vida de mi bebé, de un niño de cuatro meses que perdió la vida por negligencia médica.


Participa en la conversación