Denuncian que abuelito murió por golpiza recibida en geriátrico

Familiares de José Antonio López, de 82 años, explicaron que en Geriatrix, en El Paraíso, les indicaron que se había caído de la cama, pero no se explican por qué tenía cortadas y golpes en sus brazos. Dijeron que en el hospital Pérez Carreño no lo atendieron debidamente.

Caracas. José Antonio López, de 82 años, fue encontrado amarrado a la cama del ancianato Geratrix, en la avenida Las Fuentes de El Paraíso. Estaba golpeado en la cara, cabeza y brazos, donde además tenía cortadas.

Así lo vio una sobrina el pasado sábado 6 de enero, cuando lo fue a visitar. La encargada, Sandy Pérez, se comunicó con la familia el 31 de diciembre para avisarles que se había caído de la cama aunque no había pasado a mayores.

Pero el panorama fue otro. José Antonio no hablaba ni reconocía a sus parientes. Decidieron sacarlo de ahí y trasladarlo hasta la casa, donde creyeron que podrían ayudarlo. El domingo 7 de enero decidieron llevarlo a un Centro Diagnóstico Integral (CDI) pero por falta de insumos se regresaron.

Familiares denunciaron en el Cicpc. Comentaron que la crisis hopistalaria es peor de lo que pensaban.

Ellos dicen que fue una caída de la cama, pero no nos explicamos cómo tiene golpes en los brazos y cómo se produjeron esas cortadas en las manos y brazos. Hay gente mala que maltrata a los abuelitos, denunció su sobrina Jessica Flores.

El lunes 8 de enero lo llevaron al hospital Pérez Carreño donde esperaron por horas para que recibiera atención. Esperamos nueve horas, solo le pusieron suero y lo remitieron a otro hospital porque no había insumos ni camas.

Ya al día siguiente lo trasladaron al hospital Vargas, donde tampoco había insumos. Regresaron al Pérez Carreño con la esperanza de hacerle una tomografía, pero no pudieron.

Él murió en la misma silla de ruedas donde lo llevamos, nunca lo pasaron a ninguna cama. Los doctores, todo el personal nos trató malísimo. Uno sabe que hay crisis, pero no sabe que es tan fuerte hasta que le toca vivirlo a uno mismo, dijo con indignación su sobrina.

Se dieron cuenta de que había muerto porque otra sobrina trató de decirle al doctor Charles Escalante que estaba frío pero este no la escuchó, tampoco permitía el ingreso a la Emergencia de otros parientes. Un enfermero lo tocó y se dio cuenta de que estaba frío porque había muerto.

Jessica contó que José había sido llevado a ese geriátrico solo por el mes de diciembre, pues en donde estaba anteriormente, el Centro Galipán —también en El Paraíso— iban a hacer unas remodelaciones y no podían estar los abuelitos.

Lee también
Bandas delictivas y Cicpc dejan dos muertos en Petare y Turgua

Aseguró que entró en buen estado de salud. El 26 de diciembre su familia le hizo una cena navideña y luego salieron de viaje. Ahora en el geriátrico no quieren darnos la cara. La única vez que hablaron dijeron que estaba agresivo y por eso lo amarraron.

La víctima no tenía hijos, por eso sus hermanos y familiares se lo llevaron de Cumaná hasta Caracas para internarlo en un centro de cuidados, donde lo visitaban periódicamente.

Denuncias de maltratos en el geriátrico

Jessica contó que en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) no querían tomarles la denuncia porque las aparentes causas de muerte eran naturales. Nos dijeron que le dio un paro respiratorio.

Pero la familia se plantó ante las autoridades y tras la insistencia aceptaron la denuncia. Le estaban dando comida con inyectadora, no reconocía, no hablaba, era otro.

El medio de comunicación Ciudad Caracas publicó en diciembre de 2015 una serie de denuncias que realizaron los familiares de los abuelitos en este centro. Indicaron que había condiciones de insalubridad, vejaciones físicas y verbales, así como pacientes desnutridos.

Foto archivo: Miguel González


Participa en la conversación