Testigos indicaron que sujetos presuntamente armados colean a todas las personas que deseen en los comercios de la avenida y además sacan bultos de artículos de primera necesidad, cuando los vecinos solo pueden adquirir por unidad.

Caracas. Para quienes suelen acudir a la avenida Fuerzas Armadas a comprar artículos de primera necesidad no es un secreto que ahí mandan los colectivos. Tampoco para los comerciantes, quienes quieran o no deben estar a sus órdenes.

Vecinos denunciaron que los integrantes de estos grupos —presuntamente armados— compran por bultos, a diferencia de ellos que deben hacer largas colas durante horas para adquirir uno o dos productos con suerte.

Se conoció que el pasado viernes 1° de septiembre golpearon y amenazaron de muerte a dos empleados de la zona por pensar que se oponían a sus labores: hubo una reunión para pedir que los colectivos no se llevaran toda la mercancía que quisieran —como suelen hacer— para darle oportunidad al resto.

Ellos nunca hacen cola, obviamente, y sacan productos por bultos y bultos. El día que golpearon a esas personas fue porque ellos se querían llevar mercancía de más, sostuvo un testigo, bajo anonimato, por miedo a convertirse en víctima de estos sujetos.

Sin embargo, una persona cercana a los afectados comentó que fue un malentendido entre el gerente del supermercado y los empleados. Presumimos que el gerente le pasó la información a los colectivos y por eso los golpearon y amenazaron de muerte. Los insultaron y les sacaron un arma.

Ellos son los que gobiernan en los negocios. Antes se compraba tranquilamente pero desde que ellos están ahí es lo que digan, son malandros con chapas, soltaron.

Comerciantes señalaron, extraoficialmente, que estos hombres que suelen vestir con chaqueta o ropa color oscuro, los mantienen vigilados y son quienes se imponen, impidiendo que los dueños puedan tomar cualquier decisión.

Lee también
Colegio Fe y Alegría en Valles del Tuy fue asaltado 8 veces durante esta temporada vacacional

Presuntamente pertenecen al colectivo 5 de Marzo, que opera en Cotiza. En 2016, antes de tomar el control de las colas, iniciaron pidiendo artículos de primera necesidad con la excusa de asegurarles el orden en las colas a los comerciantes y ellos, por miedo, accedían. Actualmente pueden sacar bultos, de acuerdo con testigos.

Los cuerpos de seguridad, que de vez en cuando rondan la zona, parecieran “estar al tanto” de la situación, pues no actúan en contra de ellos.

Foto referencial: Angeliana Escalona



Participa en la conversación