Los hechos ocurrieron entre las 4:00 a. m. y 5:00 a. m. Los afectados sospechan que pudo haber complicidad entre el personal de seguridad del lugar, un militar y civiles armados.

Caracas. “Nos arruinaron”, dice Efraín Díaz, dueño de un comercio de artículos electrónicos en el Centro Comercial Caricuao Plaza, municipio Libertador, Caracas. La mañana de este 6 de diciembre, ocho propietarios de locales encontraron que sus negocios habían sido desvalijados. Televisores, computadoras, celulares, consolas de videojuegos y hasta ropa y zapatos fueron los objetos robados durante la madrugada por un grupo delictivo que no ha sido identificado.

La indignación de los comerciantes se incrementa porque aseveran que las autoridades del centro comercial no están dispuestas a reparar los daños ni acompañarlos en la denuncia. Se quejan porque, aunque pagan un condominio de 3000 soberanos mensuales, las condiciones del lugar cada día empeoran. “No teníamos ni siquiera cámaras de seguridad”, comenta Nesmar Silvera.

“Arréglense ustedes con la policía. Yo no tengo nada que ver con eso”, estas habrían sido las palabras de Gustavo Reyna, dueño del centro comercial, a los propietarios, de acuerdo con Silvera. La respuesta de los comerciantes fue cerrar sus negocios.

Más de 400 tiendas se encuentran clausuradas en este centro comercial y los ciudadanos exigieron respuestas ante las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que se presentaron en el sitio.

Los hechos ocurrieron entre las 4:00 a. m. y 5:00 a. m. Los afectados sospechan que pudo haber complicidad entre el personal de seguridad del centro comercial, un militar y civiles armados, por un video que registró una cámara de una tienda. A Díaz le robaron accesorios electrónicos: más de 200 audífonos, 20 teclados, entre otras cosas. A Tamarys Hidalgo, quien tiene un local para alquiler de cónsolas de videojuegos, le hurtaron cinco televisores pantalla 42 pulgadas, cuatro Xbox 360, una PlayStation, una Wii, dos cornetas de música y una computadora de 24 pulgadas. Por otro lado, a la dueña de la tienda de zapatos, le robaron más de 400 pares de calzado.

Lee también
Afantasmados y sin curadores se quedan museos del país

Indira Sáez, propietaria desde hace cinco años de una tienda de piñatería en este centro comercial, asegura que los comerciantes seguirán con sus negocios cerrados y mostrando el apoyo a los afectados, ya que nadie garantiza que esto no se repita en los próximos días. Si esto pasa hoy y nadie hace ni dice nada, qué podemos esperar para mañana. Hasta que no nos den respuestas contundentes seguiremos protestando, apuntó.

Aunque varios denuncian que ya han habido varios robos en el lugar, ninguno se compara con el ocurrido este jueves. El equipo legal del centro comercial se reunirá con los propietarios, quienes pondrán la denuncia ante las distintas autoridades. “El problema es que nadie quiere asumir la responsabilidad de estos problemas”, dijo Nancy Agelvis.

Fotos: Cortesía


Participa en la conversación