Luis Avendaño en lucha se colgó el cuarto oro en los Juegos Panamericanos y disciplinas como la esgrima, el karate y el judo apuntan a mejorar la posición en el medallero.

Caracas. Al analizar cualquier participación venezolana en citas olímpicas, panamericanas, suramericanas o centroamericanas, el foco en la delegación criolla siempre recae sobre las disciplinas de combate. En Lima 2019 no ha sido la excepción y, como siempre, deportes como la lucha o la esgrima responden con metales en el medallero.

Este miércoles, la lucha grecorromana aportó el cuarto oro para Venezuela de la mano del trujillano Luis Avendaño. El luchador de 26 años derrotó en una final reñida de los 87 kilogramos 5-3 al mexicano Alfonso Leyva para emular los títulos panamericanos de Génesis Rodríguez (pesas), Julio Mayora (pesas) y Rubén Limardo (esgrima).

Fui quinto en Toronto y ahora desarrollé y mejoré. Trabajé para esto. No fue fácil esta competencia. Las personas piensan que las competencias se ganan peleando, pero tiene mucha importancia el entrenamiento, que fue muy intenso, comentó el criollo al departamento de prensa del Comité Olímpico Venezolano.

Avendaño emuló en Lima el cetro de Wuileixis Rivas en Toronto 2015 y es solo la tercera presea dorada que aporta la lucha en la historia de los Panamericanos. Rivas, por cierto, se quedó cerca de otro oro al ganar plata, al igual que Shalom Villegas. Este jueves, la criolla Betzabeth Arguello es una gran carta y ya había ganado dos combates, lo que la pone en el camino a la final de los 53 kilogramos.

Ademas de la lucha, el equipo masculino de espada y el femenino también se espera que estén en el podio. Judo y karate debutan este fin de semana con la abanderada Elvismar Rodríguez, el campeón Antonio Díaz y Andrea Armada como fuertes aspirantes al título.

Lee también
Díaz y Rojas mejoran posición criolla en el medallero

Participa en la conversación