Los palos de agua recientes hicieron estragos en este sector del oeste capitalino. La única vía de acceso colapsó, está llena de escombros y se le acentuaron las grietas y hundimientos

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. El sector C de Nueva Tacagua de nuevo quedó incomunicado. Los vecinos dijeron que a raíz de los recientes palos de agua el cerro se derrumbó y afectó la única vía. Las grietas y los hundimientos se hicieron más profundos.

Ahora la gente solo puede pasar a pedal y bomba. Ni los 4×4 tienen chance de transitar por este camino.

429 familias que habitan en ese sector ahora pasan más calamidades. Jaivi Torres, vecino, contó que un jeep les hace el traslado desde los edificios que están en la parte baja del sector hasta donde ocurrió el derrumbe.

20150911-_MG_0711
Así estaba la vía el mes pasado

«De allí en adelante la gente tiene que caminar o pagarle a los mototaxis para que los lleven hasta la redoma, más o menos dos kilómetros. Pero cuando no hay motos cerca, son casi seis kilómetros que la gente tiene que recorrer desde la parada hasta las terrazas», dijo.

Esta vía, que tiene un tramo largo de tierra, luego de las fuertes lluvias de 2005 y 2010 quedó prácticamente inhabilitada. De hecho no hay asfalto que aguante los hundimientos.

«Más bien la misma comunidad rellena los huecos y medio  parapetea la trocha. En una oportunidad dijeron que no iban invertir dinero en esta calle, porque todos íbamos a salir, pero no debe ser así, mientras quede aunque sea una sola familia tienen que garantizarnos los servicios. Aquí no se puede llegar de noche, porque es un peligro total. Nos alumbramos con los celulares. Salen culebras, ladrones y ahora con la calle cayéndose, imagínate. Uno el viejo es el que sufre», indicó Josefa Bermúdez.

Los vecinos expresaron que si antes del derrumbe el transporte era pésimo ahora más. Dijeron que los niños llegan tarde a las escuelas y llenos de pantano, y que ahora no les está llegando -ni siquiera a la redoma- el camión que les vende el agua potable.

La semana pasada ocurrió el deslizamiento y a la fecha no han retirado los escombros, ni evaluado la inestabilidad del terreno. En estos momentos hay un solo camión de la Corporación de Servicios Municipales atendiendo la problemática. «Pero los trabajos son a paso de morrocoy», comentó Torres.

Fotos Angeliana Escalona

Leer también: En Nueva Tacagua es un lujo contar con los servicios públicos

Entre ruinas y miseria viven en el Sector C de Nueva Tacagua


Participa en la conversación