Un tramo del kilómetro 42 de la vía Tumeremo-Santa Elena sucumbió por la falta de mantenimiento de las alcantarillas, una situación que desde hace meses advertía el alcalde de Sifontes, Carlos Chancellor.

Ciudad Guayana. Muchas veces se había advertido. La última de ellas fue en agosto, cuando el alcalde de Sifontes (sur de Bolívar), Carlos Chancellor, insistió en el tema: la Troncal 10, la autopista más importante de la región y la vía de conexión entre Venezuela y Brasil, estaba en riesgo de derrumbe.

Eso que se temía finalmente ocurrió este domingo: un tramo cayó y dejó incomunicado el sur de la región y, por supuesto, el paso hacia la frontera.

Chancellor fue el primero en informar sobre lo ocurrido. Explicó que la “ruptura de calzadas en el kilómetro 42 de Tumeremo a Santa Elena” fue la consecuencia. Además de “un hueco de 15 metros de profundidad por 30 de largo”.

La causa: el colapso de las “tuberías metálicas desgastadas [que forman parte de un drenaje transversal]” por las lluvias de las últimas semanas. Por eso, el sur se encuentra incomunicado.

El derrumbe impide el acceso a Brasil por carretera.

Solución momentánea, ¿problema perpetuo?

El 10 de agosto, a través de un comunicado, Chancellor advirtió que las alcantarillas de la troncal “son antiguas, y como consecuencia del alto tránsito de gandolas con alimentos desde Brasil han cedido ante el peso (…) el riesgo es cada vez peor, en cualquier momento quedan incomunicadas las comunidades de San Isidro, Dalla Costa, Gran Sabana y la frontera con Brasil. La amenaza de colapso tiene meses, pero se ha agravado en los últimos dos”.

Lee también
Velásquez se planta en el CNE en Bolívar para reclamar su victoria como gobernador

Mes y medio después, ocurrió. El domingo en la noche, Chancellor informó que la municipalidad trabajaba en la construcción de un desvío provisional que estaría listo en, al menos, 48 horas. Es decir: hasta el martes en la noche no habrá paso.

El gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, informó también el domingo a través de su cuenta de Twitter que el ente que dirige trabajaría para resolver el problema.

“El equipo de la Gobernación activado con toda la maquinaria para reparar kilómetro 42 de la troncal 10 afectado por lluvias (…) la gran inversión en maquinaria pesada nos permite dar atención inmediata a contingencia que produjo la lluvia”, anunció.

Sin embargo, este lunes Chancellor insistía en que “ojalá ahora sí haya una respuesta inmediata para esto”, y recordó que, más que las lluvias, la causa fue la falta de mantenimiento.

Hasta ahora, ninguno de los entes ha informado que habrá trabajo conjunto. Mientras, el sur de la región sigue incomunicado y con una consecuencia añadida: el empeoramiento del abastecimiento de combustible.

Fotos: cortesía Carlos Chancellor



Participa en la conversación