Almeris Mendible, hija de Ricarda González, de 87 años, sostuvo que por las “guarimbas” no pudo trasladar a su mamá a una clínica, esta falleció a causa de un accidente cerebrovascular la tarde del lunes 10 de abril.

Caracas. A las 10:00 a. m. de este martes 11 de abril aún se percibía el gas lacrimógeno en Colinas de Bello Monte, producto de la represión que hubo el pasado lunes en Las Mercedes y que se dispersó hasta esta zona.

En la Panadería La Barca, en la avenida Miguel Ángel, todavía se sentía el humo y al ingresar al local daban ganas de estornudar, piquiña en la nariz y en los ojos.

Tras los enfrentamientos entre la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con marchistas —el pasado 10 de abril— el alcalde del municipio Baruta, Gerardo Blyde, denunció que efectivos lanzaron bombas lacrimógenas a los apartamentos.

Lee también
Dos clínicas fueron atacadas con bombas lacrimógenas en Las Mercedes

Por el humo que entró a las viviendas hubo varios afectados. En horas de la noche del lunes se conoció que Ricarda de Lourdes González, de 87 años, había fallecido asfixiada producto de las lacrimógenas, en el piso 2 del edificio Sele, en la avenida Miguel Ángel de Colinas de Bello Monte.

Sin embargo, su hija Almeris Mendible desmintió esta información y rechazó que se esté politizando la muerte de su mamá, quien murió por un accidente cerebrovascular.

“Como a la 1:00 p.m. mi hermano le dio la comida y la llevó hasta el cuarto porque estaba en sillas de ruedas, y al rato la encontró morada”, contó.

La señora vivía en el piso 2 del edificio. Otros vecinos comentaron que el gas lacrimógeno entró a los apartamentos

Agregó que la señora Ricarda sufría de hidrocefalia adulta, del corazón y tenía cáncer en la piel, motivo por lo cual le hacían curas un día sí y otro no.

“No quiero que politicen la muerte de mi mamá, estoy muy molesta con el señor Freddy Guevara porque esa noche estaba declarándole a los periodistas de Caraota Digital. Si vamos a politizar la muerte de mi mamá entonces diré que ella murió porque los ‘guarimberos’ no me dejaron trasladarla a una clínica”.

Funcionarios de Protección Civil del municipio Baruta llegaron a las 3:30 p. m. Almaris pidió ayuda a unos vecinos que son doctores con el informe médico, requisito para poder trasladarla directamente a la funeraria sin necesidad de que lleven su cuerpo a la morgue para la autopsia.

“Me acordé de que hay una camarada —Nelly— que vive en el pueblo de Baruta y trabaja con Blyde, él sabe que son chavistas pero son amigos y trabaja con él. Le dije que la estaba llamando para ver si hablaba con su alcalde y mandaba a quitar a la cuerda de malandros que había aquí en la puerta. Tanta fue la cosa que a las 6:00 p. m. llegaron dos diputadas de Primero Justicia y hablaron con los ‘guarimberos’ y todos se fueron”, añadió.

La anciana vivía con uno de sus hijos en el apartamento 12 y su hija Alemeris en el apartamento 10, ambos en el piso 2. Añadió que la tarde del pasado lunes no entró mucho el humo de las bombas, como ocurrió el sábado 8 de abril.

Vecinos dijeron que el lunes 10 de abril hubo muchos gases en Bello Monte/ Foto cortesía

Sin embargo, comerciantes y vecinos indicaron que la represión del lunes fue tan fuerte que se metió mucho humo en los apartamentos y locales.

“Hubo mucho gas, entró a los apartamentos y negocios, hay muchos vecinos afectados. Yo tuve que meter a mi esposa y mi hija en el baño y tapé la ventana con un paño, luego bajé con guantes a la entrada del edificio por si entraba una bomba la volvía a lanzar hacia afuera”, contó José Ignacio Carpio, residente de Colinas Bello Monte.

Comerciantes comentaron que a la hija de la señora Ricarda nadie le negó la salida de la zona, pues hubo muchos que llamaron a los funcionarios de Protección Civil y pasaron sin problemas por las barricadas.

Almaris detalló que iban a velar a su madre en la funeraria La Vallés, pero como había muchos políticos ahí cambió a la de Los Caobos.

Clínicas afectadas

La diputada a la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, denunció la tarde del pasado lunes que los funcionarios de la GNB atacaron con seis lacrimógenas la Policlínica Las Mercedes mientras ella estaba en el área de la Emergencia, pues le habían pegado una bomba en el pecho.

Según el video que publicó en su red social Twitter, toda la Emergencia, ubicada en el sótano, fue inundada por el gas, resultando pacientes, médicos y personal administrativo afectados.

El equipo de Crónica.Uno se trasladó la mañana del martes hasta el centro médico y la encargada administrativa, quien dijo era la única autorizada para declarar, se negó a dar algún tipo de información, tampoco quiso dar su nombre.

Una de las bombas arrojadas rompió la entrada principal, que habían cerrado por motivos de seguridad

En el anexo, el Centro Profesional Las Mercedes, lanzaron dos lacrimógenas y resultó afectado un bebé de un mes de nacido. Empleados comentaron que el pequeño estaba en consulta con su pediatra y la doctora tuvo que encerrarse en el baño con la madre, para resguardarlos.

“Esto fue una locura, el humo entró por todas las ventanas y había mucha gente en consulta”, dijo una trabajadora.

Una de las lacrimógenas partió el vidrio de la puerta principal, que estaba cerrado, y tuvieron que pegarle un cartón.

El pasado 10 de abril la marcha convocada por la Mesa de la Unidad Democrática desde la plaza Brión de Chacaíto hasta la Defensoría del Pueblo, fue reprimida por la GNB y la PNB.

El grupo, liderado por diputados a la AN, alcaldes de Caracas, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, y líderes políticos, fue dispersado por las lacrimógenas y perdigones que arrojaron los uniformados; incluso desde helicópteros.

Los grupos se dividieron para evitar ser agredidos y varios fueron a parar desde El Rosal hasta Las Mercedes, y a Bello Monte.

El alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, indicó que a Salud Chacao llegaron 12 lesionados por golpes, asfixia y fractura. Todos fuera de peligro.

Fotos: Yohana Marra, Francisco Bruzco


Join the Conversation