La ejecución de los proyectos, que ha implicado que se hayan roto las aceras en varios puntos de la ciudad, lo lleva adelante la Fundación Propatria 2000.

Caracas. Hace varias semanas el Gobierno empezó a romper aceras en varias avenidas de ciudad y a colocar jardineras en otras, y esas acciones forman parte del Plan Caracas cuyo gasto inicial asciende a 10 billones de bolívares.

En las zonas donde se realizan las “obras” están pendones con la imagen del presidente Nicolás Maduro, pues los proyectos son llevados por el Despacho de la Presidencia y los ejecuta la Fundación Propatria 2000.

Esta semana el ministerio recibió dos créditos adicionales para las “obras”. En la Gaceta Oficial 41.432 del 3 de julio están las dos operaciones autorizadas por el mandatario.

El primer crédito es por 9 billones de bolívares para el plan de mantenimiento del eje metropolitano y el segundo es por 1 billón de bolívares que tiene como destino el plan de recuperación del alumbrado.

El plan arrancó en el centro de Caracas donde fueron reventadas las aceras de mármol, que según expertos en obras públicas, solo requerían de mantenimiento. Ahora las aceras serán de cemento. Los quioscos fueron removidos y el Ejecutivo no les ha dado respuesta a los vendedores.

En Los Ilustres, los mosaicos que se colocaron hace siete años en el marco del Bicentenario, también fueron reventados y los expertos apuntan que esas acciones han afectado el valor patrimonial.

Las obras hasta ahora no han contemplado el asfaltado.

Foto: Luis Morillo

Lee también
74% del gasto adicional del primer semestre se orientó a pagos laborales


Participa en la conversación