Los habitantes de las barriadas de esta zona de la ciudad optan por quemar la basura para evitar la proliferación de insectos y animales rastreros. El aseo urbano solo recolecta la que está apilada en las avenidas principales y no tiene un cronograma para la prestación del servicio.

Valencia. Para los habitantes del sur de Valencia, la solución al problema de la recolección de basura quedó solo en promesas de campaña electoral por parte del alcalde Alejandro Marvez, quien había marcado la pauta en materia de limpieza durante los primeros días de su gestión como máxima autoridad de la capital carabobeña.

Marvez impulsó el plan “Valencia Te Quiero” a los 11 días de haber sido proclamado burgomaestre, por lo que dispuso de 42 camiones recolectores de basura, 93 camiones de limpieza, 30 camionetas, 3 camiones cesta, 5 compresores y 5 compactadores de vidrio. Asimismo, estableció que los comerciantes que arrojaran desechos a las calles serían multados.

Todas estas acciones quedaron solo para los primeros días de gobierno, cuando, en la avenida Sesquicentenaria, se realizó recolección de basura y escombros y, de forma intimidante, se alertó a los comerciantes de la zona de que si no se apegaban a mantener las calles limpias, les “caería el carro de Drácula”.

Pero este miércoles 23 de mayo, habitantes de las zonas populares que empalman el sector Plaza de Toros con La Isabelica, por la avenida Henry Ford, denunciaron que el servicio de aseo urbano no es constante y que deben llevar los desechos hasta la avenida principal, pues, con suerte, los camiones recolectores visitan la zona una vez a la semana, pero solo por la arteria principal, no por la calles de las barriadas.

Lee también
Por falta de agua carabobeños cargan sus botellones en el llenadero de la Redoma de Guaparo

Para paliar la situación, optan por quemar la basura. Indican que prefieren hacer eso antes que aguantar los olores nauseabundos; además, con ello minimizan la proliferación de insectos y animales rastreros.

Queman la basura porque no tienen muchas opciones

Coromoto Seijas, quien habita en el Barrio La Democracia, indicó que solo fueron promesas de campaña:

Se agarraron con eso de que Cocchiola tenía la ciudad sucia, nos limpiaron las calles en la campaña, pero ahora ni se aparecen. Debemos sacar la basura hasta la avenida porque el aseo no se mete al barrio.

Jimy Leal, residente de la comunidad Pedro Herrera, aseguró que no hay un buen servicio en cuanto a la recolección de basura. Ha sido testigo de cómo los trabajadores solo se llevan los desechos que están en bolsas completas. No recogen las que los perros rompen. Deberían tener una escoba y dejar todo limpio.

María López reside en Lomas de Funval. Dijo que en la avenida Aranzazú también deben colocar los desechos en las calles principales. La basura la vienen a recoger cuando se les da la gana (…) Marvez ofreció en campaña que limpiaría, pero más nunca se ha visto por aquí.

Para Luis Delgado, la problemática radica en que los ciudadanos no colaboran con la limpieza. “Pasa el aseo y, a los cinco minutos, uno ve de nuevo la suciedad”. Delgado, que habita en Plaza de Toros, reconoció que no cuentan con un día especifico para mantener el orden y colocar los desechos. Por ello insistió en que la Alcaldía de Valencia debe proporcionar un cronograma de recolección de basura para que los ciudadanos puedan colaborar con la limpieza de la zona sur.

Lee también
Por falta de agua carabobeños cargan sus botellones en el llenadero de la Redoma de Guaparo
La basura es parte del paisaje con el que las personas se encuentran a diario

La falta de soluciones en lo que concierne a este tema se remonta al gobierno de Edgardo Parra, que continuó con Miguel Cocchiola. Con Alejandro Marvez, el plan de mantener una ciudad limpia arrancó con buen pie, pero, como lo afirman los propios consultados, eso fue al principio, pues de ver camiones pasar hasta tres veces por semana, ahora el servicio los atiende, con fortuna, una vez cada siete días.

Fotos: Leomara Cárdenas



Participa en la conversación