Diputados perseguidos trabajarán por el cese de la usurpación desde el exilio

23 diputados perseguidos por el TSJ se reunieron esta semana en Bogotá para apuntalar acciones dentro de la agenda de tres puntos planteada por Juan Guaidó. Este miércoles sostuvieron una sesión de trabajo con parlamentarios de Ecuador, Chile, Paraguay, Argentina y Colombia. Acordaron unificar acciones para detectar activos provenientes de la corrupción de Venezuela y atender crisis migratoria.

Caracas. 23 diputados venezolanos perseguidos por el Tribunal Supremo de Justicia y exiliados en diferentes países de América se reunieron esta semana en Bogotá y conformaron un grupo de trabajo para coordinar acciones a favor de la agenda de tres puntos planteada en enero por el presidente encargado Juan Guaidó: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

Los parlamentarios también participaron en una sesión especial de la comisión del Senado de Colombia designada para atender el impacto de la crisis venezolana, a la que asistieron diputados y senadores de Ecuador, Chile, Paraguay, Argentina y Colombia. En este encuentro debatieron sobre la necesidad de que los países de la región unifiquen criterios y acciones para detectar e interceptar los activos producto de la corrupción así como para la atención de la crisis por la migración venezolana.

En una agenda de dos días, el martes sostuvieron un encuentro con el comisionado presidencial para relaciones exteriores y diputado por Primero Justicia, Julio Borges, quien destacó la importancia de que todos los ciudadanos venezolanos y principalmente sus diputados se alineen en “un solo plan, una sola estrategia y estemos a la orden del país en este momento crucial”.

Instó a los diputados venezolanos exiliados a “consolidar toda la fuerza y estructura que hemos construido en los últimos tiempos para que esa fuerza se termine de expresar en un desenlace en Venezuela”.

Lee también
Diputados en el exilio combatirán la xenofobia e impulsarán el TIAR
Diputados perseguidos
Foto cortesía @wfloresvp

Además de Borges, participaron por Primero Justicia Tomás Guanipa, José Manuel Olivares, José Guerra, Jony Rahal, Julio Montoya y Carlos Paparoni; por Voluntad Popular asistieron Sergio Vergara, Winston Flores, Freddy Superlano, Sonia Medina, Franco Casella, Ismael García, Armando Armas y Gaby Arellano; por ABP Richard Blanco; por AD Williams Dávila y el suplente por el estado Zulia Yorman Barillas; el independiente Luis Florido y el disidente del PSUV, Germán Ferrer.

Por primera vez los diputados en el exilio nos vemos, somos un activo muy útil para el Parlamento y a partir de hoy tendremos tareas en función del objetivo que es el cese de la usurpación a través de lo que podamos hacer a nivel internacional”, destacó Luis Florido.

“No somos diputados en el exilio. Somos parlamentarios perseguidos por el régimen de Venezuela y vamos a luchar por la libertad la democracia y el cese de la usurpación”, dijo Winston Flores.

“Venimos a Bogotá a seguir trabajando para salir de la dictadura. Vamos a nombrar comisiones que se van a dirigir a toda Latinoamérica para continuar esta avanzada por la democracia y la libertad de Venezuela”, apuntó Julio Montoya.

En esa reunión los diputados pudieron sostener una conversación con el presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la República (Art. 233) Juan Guaidó, quien saludó la iniciativa y los instó a no cesar en el trabajo para lograr el cambio político para Venezuela.

La región hace seguimiento
diputados-perseguidos-colombia-cronica-uno
Foto cortesía @SenadoGovCo

En el segundo día de la agenda de trabajo llevada a cabo este miércoles, los 23 diputados venezolanos perseguidos por la administración de Maduro participaron en un encuentro regional de parlamentarios para hacer seguimiento a los acuerdos alcanzados en la sesión especial de congresistas latinoamericanos por Venezuela, realizada en Cúcuta el primero de junio de 2018.

Lee también
AN promoverá registro de organizaciones sindicales del sector público para proteger a trabajadores

En la sesión de hoy ejercieron un derecho de palabra el presidente Guaidó vía Skype, el comisionado presidencial Borges, el jefe de la delegación de diputados venezolanos, Tomás Guainipa y el senador colombiano Efraín Cepeda, coordinador de la comisión accidental del senado de Colombia para el caso venezolano.

“La restauración de Venezuela tiene nombre: Guaidó. Cuenten con el apoyo del pueblo de Colombia. Éste es un acto de hermandad y de solidaridad, los colombianos tenemos una deuda de gratitud con el pueblo de Venezuela, por todo el apoyo que nos ha dado”, dijo Cepeda.

Borges por su parte denunció que entre Colombia y Venezuela “se está generando un tercer país, donde se promueve violencia y crimen organizado y el narcoterrorismo para desestabilizar las regiones”, al tiempo que condenó el amparo que la administración de Maduro da a dirigentes de las FARC que abandonaron el tratado de paz de Colombia.

Guanipa hizo un llamado a la región para seguir ejerciendo presión contra Nicolás Maduro. “Debemos seguir impulsando toda la presión internacional para que la dictadura de Nicolás Maduro salga del poder y los venezolanos podamos ir a unas elecciones libres, esto se traduce en más cerco diplomático, más sanciones a los culpables de la crisis y condena unánime a la violación de los Derechos Humanos” señaló.

Los paneles
Foto cortesía @wfloresvp

Representantes de los poderes legislativos de Ecuador, Chile, Paraguay, Argentina, Colombia y Venezuela sesionaron en la sede del Senado colombiano en Bogotá. Allí conformaron cuatro paneles. En el primero, «¿Migrantes o Refugiados?» intervinieron José Manuel Olivares y Gaby Arellano por Venezuela, Fernando Flórez por Ecuador y Paola Holguín por Colombia. Los panelistas concluyeron que la de Venezuela no es una crisis migratoria sino una crisis de refugiados y por tanto los países de la región deben unificar criterios y acciones para aplicar los parámetros de la ONU para la atención de este tipo de situaciones.

Es necesario que hagamos todo lo necesario para que se les apliquen los protocolos de la ONU para los refugiados. No son los 4 o 5 millones que dice Acnur, es una cifra mucho mayor porque entre Colombia y Venezuela hay pasos fronterizos sin control”, dijo Arellano.

En el segundo panel, «Grupos al margen de la ley», participaron Fidel Savala de Paraguay, Fernando Flórez de Ecuador e Ismael García de Venezuela. Los parlamentarios coincidieron en responsabilizar a Nicolás Maduro y sus colaboradores por el rearme de disidentes de las FARC que abandonaron el tratado de paz y advirtieron que el foco de criminalidad que está acogiendo Venezuela puede afectar a toda la región.

Lee también
AN aprueba $2 millones para defender a Citgo ante riesgo de ser tomada por Crystallex

En el tercer panel, «La transición a la democracia» participaron Felipe Caz de Chile, y el diputado venezolano Luis Florido. Y el cuarto panel, sobre el TIAR, estuvo a cargo de los diputados venezolanos Carlos Paparoni y Sonia Medina.

Paparoni denunció que “Maduro ha financiado a la guerrilla en territorio venezolano con 1,3 millones de dólares” mientras los venezolanos más humildes mueren en los hospitales o huyen del país.


Participa en la conversación