Mientras 9 parlamentarios del PSUV dejaron sus sillas para ocupar otro puesto, unos 20 legisladores de la MUD aspirarían a ser candidatos a cargos de elección popular.

Caracas. A poco más de un año de su elección, algunos diputados de la Asamblea Nacional (AN) usan su curul como trampolín para aspirar a ministerios, alcaldías, gobernaciones y hasta la presidencia de la República. Entre los legisladores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se cuentan, al menos, 34 parlamentarios que, o dejaron sus sillas, o estarían aspirando a otro puesto.

En el caso del partido de Gobierno ya son nueve los diputados que abandonaron sus funciones para asumir otras: Carmen Meléndez es ahora ministra del Despacho de la Presidencia, Hugbel Roa es ministro de Educación Universitaria, Francisco Torrealba es el titular del despacho del Trabajo, Elías Jaua está al frente de la cartera de Educación, Ramón Lobo ahora conduce las Finanzas del país, Ricardo Molina está al frente de Transporte, Ricardo Sanguino es el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Aloha Núñez es ministra de los Pueblos Indígenas y Edwin Rojas fue nombrado gobernador del estado Sucre.

A estos exdiputados se podrían unir otros que tendrían aspiraciones a ser candidatos a gobernadores, como Jesús Montilla y Víctor Clark en Falcón, Dinorah Villasmil y Dante Rivas e Nueva Esparta y Héctor Rodríguez en Bolívar. No se descarta que otros prefieran no mencionar sus intenciones. Las aspiraciones en la tolda roja son manejadas con prudencia luego de que Diosdado Cabello, primer vicepresidente del partido, lanzara una advertencia a los dirigentes. “El que salga por ahí haciendo campaña sin estar autorizado por el PSUV no será candidato”, expresó.

Lee también
CNE no mueve ni un dedo para organizar las elecciones regionales

En la MUD podrían perder diputados  

En la oposición también abundan las aspiraciones. La más prominente es la del expresidente del Poder Legislativo, Henry Ramos Allup, quien no esconde sus aspiraciones presidenciales y ya se encuentra haciendo una gira por todo el país con el propósito de promover su figura. De manera extraoficial se habla de, por lo menos, otros 19 legisladores con intención de postularse como gobernadores o alcaldes.

En el estado Bolívar se menciona a los diputados Francisco Sucre (VP) y Freddy Valera (AD) como candidatos que se medirían contra Andrés Velásquez (La Causa R). A diferencia de otros dirigentes, el exgobernador fue claro en sus intenciones desde hace más de un año y por eso decidió no postularse como diputado.

En el caso del estado Vargas suena el nombre de José Manuel Olivares (PJ) para la gobernación y para la alcaldía se habla de los diputados Juan Guiadó (VP) y César Alonso (UNT). En Apure se menciona el nombre de Luis Lippa (PJ), en Trujillo el de Carlos Andrés González (AD). En el estado Miranda, la diputada Adriana D’Elia (PJ) podría relevar a Henrique Capriles Radonski, mientras que para el Zulia no se descarta la postulación de Juan Pablo Guanipa (PJ). El diputado Ismael García (PJ) podría aspirar a la gobernación de Aragua.

Uno de los espacios que parece tener más pretendientes es el municipio Libertador de Caracas. Ahí competirían los diputados Stalin González (UNT), Maribel Castillo (AP), Richard Blanco (ABP) y Tomás Guanipa (PJ), la diputada María Gabriela Hernández (PJ) podría hacer lo propio para la gobernación de Monagas, mientras que en Barinas podrían competir Julio César Reyes (AP), Freddy Superlano (VP) y Andrés Eloy Camejo (AD).

Lee también
Adriana D’Elia: En los barrios debe haber actividad económica y emprendimiento

Aunque en la MUD consideran legítimas estas aspiraciones, hay preocupación por la posibilidad de que se postulen el diputado principal y suplente de un mismo circuito, con lo que la oposición perdería uno de sus curules en el Poder Legislativo, luego de que el TSJ anulara la proclamación de tres de sus representantes. Esto ya le costó legisladores a la oposición en comicios pasados.

El diputado Carlos Berrizbeitia (Proyecto Venezuela) admite que hay síntomas de “candidaturitis” en las filas de la MUD. Indica que primero la oposición debe luchar porque, efectivamente, haya comicios, pues no descarta que el CNE los vuelva a suspender.

“Las aspiraciones son naturales en la actividad política, pero no podemos abandonar nuestra responsabilidad dentro del Parlamento, mucho menos dentro de la crisis institucional que hay. Tenemos que fortalecer al Poder Legislativo”, sostuvo.

Expresó que debería haber coordinación dentro de la MUD para que esto no se repita, pero no oculta su preocupación por la falta de reglamentación que hay todavía para estos casos:

“Eso es una falta de respeto con el electorado. No podemos poner sobre la mesa, en esta crisis, el tema electoral. Este es importante cuando hay un cronograma, pero ahora lo principal son problemas como la inflación, la inseguridad y la poca solidez de las instituciones”.

Dentro de la MUD se discute un reglamento para definir a sus candidatos. Si bien todavía no se determina, se maneja la variante de una combinación entre elecciones primarias y acuerdos políticos para la designación de abanderados. Partidos como La Causa R señalan que todos los cargos deben ser electos por comicios de base, un criterio compartido por Berrizbeitia.

“Es imposible que se escojan candidatos a puestos de elección popular sin respetar la realidad del estado. No creo que haya otra opción más sana que las primarias. Si el CNE no presta su plataforma, nosotros podemos organizarlas en cada región”, argumentó.

Foto referencial: Miguel González


Participa en la conversación