Los representantes de la comunidad consideraron que la alianza opositora debe mantener una “verdadera unidad” en la lucha por un cambio en el país.

Caracas. Líderes vecinales expresaron su apoyo a las distintas acciones de calle convocadas por la oposición. Aseguraron que en menos de 10 días del mes de abril se han organizado cinco marchas con objetivos claros: rechazar las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y exigir las elecciones.

José Gregorio Cáribas, concejal metropolitano, manifestó su respaldo a las movilizaciones realizadas desde la semana pasada hasta la fecha. “Pensamos que con unión, organización y calle buscaremos una salida democrática”, sostuvo. Asimismo, refirió que la receptividad de la gente hacia las convocatorias es la esperada y que la organización de cada jornada cuenta con la iniciativa de las comunidades para coordinarse con los dirigentes y concejales de su sector:

El pueblo está entendiendo que necesitamos seguir presionando al Gobierno con las protestas pacíficas (…) Las mismas personas se están organizando con cada diputado y dirigente para enlazarse en las movilizaciones”, indicó.

“Vamos a participar en las movilizaciones y estamos activándonos en cada una de las 22 parroquias del área metropolitana. Estamos activos en cada una de las parroquias para ejercer una convocatoria contundente y que la gente participe”, agregó.

Sobre las sentencias 155 y 156 emitidas por la sala constitucional del TSJ. El líder vecinal consideró que la gente tiene conocimiento sobre la medida que aplicó el ente judicial, sin embargo, desconocen las implicaciones que tiene en contra de la Asamblea Nacional (AN).

Lee también
FOTOS | La protesta del 8A

“Desde las comunidades estamos activando asambleas para informar a la gente y así explicarles que la medida viola la Constitución, atenta contra la democracia, contra los diputados que fueron elegidos por voto popular”, puntualizó.

Criticó las agresiones por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en las manifestaciones. “Es vergonzosa la actuación de los funcionarios. Ellos dejan mucho que desear, están más al servicio del Gobierno que del pueblo”, sentenció.

Subrayó que los concejales y diputados fueron elegidos por el pueblo. Además, recalcó que tienen derecho de manifestar libremente: “Si no podemos salir a la calle, entonces que el Gobierno se quite la careta para que suspendan las garantías constitucionales. Mientras eso no pase yo seguiré marchando junto a la gente” (sic).

Domingo Pérez, dirigente comunitario de la parroquia Antímano, también se mostró de acuerdo con las jornadas de calle: “Tenemos que seguir manteniéndonos en la calle y movilizar a la gente en todas las parroquias. Estamos cansados de que el Gobierno nos quiera acorralar”.

Pérez coincidió en que la gente está dispuesta a participar en las convocatorias de marcha. Sin embargó, criticó que a los dirigentes de oposición les faltan estrategias para organizar a las 22 parroquias de Caracas. “Ellos tienen que aprender sobre la situación de la gente en cada  parroquia y cómo van a dirigir su mensaje a las comunidades. No podemos seguir dirigiendo movilizaciones improvisadas porque así no se consigue el poder de convocatoria”, advirtió.

Omar Ávila, secretario general de Unidad Visión Venezuela, aunque está a favor de las movilizaciones, rechazó los actos “vandálicos” que se produzcan con grupos radicales en la manifestación. “Hacemos un llamado de atención sobre acciones radicales y de violencia. Nuestros seguidores deben seguir los lineamientos para encabezar la protesta contundente de manera pacífica” (sic), precisó.

Ávila apuntó que tras cada movilización se ha ido incrementado la participación de los ciudadanos. “Lo que hemos visto es que cada día se va sumando mucha más gente. Todos los venezolanos están aquí para exigir el respeto a la Carta Magna”, enfatizó. A su vez, consideró que los representantes de la MUD deben crear “más inclusión” para involucrar a todos los sectores de la sociedad, para recuperar los movimientos sindicales, el sector agropecuario y empresarial.

“Nuestra  meta es mirar hacia afuera, esa es la gente que tiene que incluir, no es ‘quítate tú para ponerme yo’ hay que involucrar a todos los venezolanos”, resaltó.

Beisy Valdespino, dirigente comunitaria independiente, por su parte, añadió que “esta [la acción de calle] es una media que desde hace tiempo se estaba esperando. Era el momento en que los partidos políticos y la sociedad civil se unieran y alzaran su voz en la protesta”. Aseguró que en la protesta se han agrupado personas que no tienen afinidad con algún partido político, pero participan para exigir sus derechos.

“Más allá de los partidos políticos es importante las sumatoria de la gente, que ellos mismos hayan decidido dar el paso al cambio participando en las movilizaciones. Nos damos cuenta de que el mismo pueblo está dispuesta a salir. Porque de eso se trata mantenerse en las calles y presionar al Gobierno”, expresó.

NO a la dirigencia individualista

El llamado de los líderes comunitarios es a continuar en la calle, mantener la unidad y luchar por los derechos de los ciudadanos.

“A mis compañeros de la MUD trabajemos unidos y que no nos salgamos del camino. Nosotros saldremos con el pueblo a exigir nuestros derechos”, destacó Cáribas.

Por su parte, el dirigente de Antímano insistió en que en los partidos de oposición debe existir una “verdadera unidad”. A su juicio, las organizaciones opositoras muestran “caritas” de candidaturas presidenciales, en vez de acudir a las comunidades y ayudar a la gente con los problemas y deficiencias que presenten los sectores.

Hay que dejarnos de protagonismos y dirigencias individualistas para empezar a luchar por los derechos de los ciudadanos”, enfatizó.

Otros dirigentes consideraron que en las bases de las fracciones opositoras se debe crear más inclusión en todos los sectores de la sociedad para mantener una lucha unánime, más allá de las diferencias políticas, donde el objetivo sea seguir en la calle por el cambio del país.

Foto: Francisco Bruzco



Participa en la conversación