Habitantes de Propatria regaron los desechos en la vía principal en son de protesta. No pasan los carros hacia los bloques 9, 10, 11 y 12.

Caracas. Este miércoles desde bien temprano, los vecinos de Altavista, Propatria, Los Frailes y la Cortada de Catia, municipio Sucre, regaron en las calles principales los desechos que, desde hace varias semanas, no recoge Supra Caracas.

Rosanna Liando, residente de Propatria, destacó que no hay paso hacia los bloques 9, 10, 11 y 12, precisamente porque los desechos fueron esparcidos por las calles. No pasan carros particulares ni transporte público. Cerca hay dos planteles educativos: Almirante Brión y la Escuela Sucre.

Desde mucho antes de diciembre no recogen la basura, el mal olor y las moscas no se aguantan. La gente quiere quemarla, pero eso es contraproducente para la salud y el ambiente. No obstante, eso no se puede controlar porque la gente está cansada y ya están haciéndolo en la parte baja del sector.

El domingo pasado, en un evento realizado en el parque del Oeste —Alí Primera— los vecinos increparon a la alcaldesa del municipio Libertador, Érika Farías, y al parecer confesó que solo tiene 10 camiones para toda Caracas.

Además, los obreros que se acercaron a una asamblea de vecinos realizada la semana pasada en Altavista, comentaron que no les están cumpliendo con la contratación colectiva, ni con los aumentos de ley. Situación que empeora el trabajo de recolección.

Y ante las fallas de las últimas semanas, las montañas de basura crecieron en las calles. En consecuencia, los vecinos decidieron diseminarla en algunas vías principales en son de protesta.

Lee también
Una semana sin servicio de recolección de basura en algunas calles de Valle Abajo

El panorama, según José Hernández, habitante de la Cortada de Catia, es preocupante debido a los altos niveles de contaminación. El olor es nauseabundo, hay muchas moscas y ratas.

Los vecinos acordaron bajar las bolsas hasta la avenida Sucre, donde hay un solo contenedor cerca de Miraflores, para ver si los funcionarios que entran y salen de la casa de gobierno se sensibilizan y toman cartas en el asunto.

La misma situación se está viviendo en la parroquia La Vega. En el sector La Hoyada también cerraron la calle con basura.

En La Charneca, en las residencias Jardín Botánico también comenzaron a quemar la basura. Y en la redoma del bloque 37 del 23 de Enero, el pasado lunes, voltearon los contenedores y obstruyeron el paso hacia El Mirador, también como forma de protesta.

Fotos: Francisco Bruzco



Participa en la conversación