El dirigente de PJ consideró necesario que los ciudadanos se organicen para articular mejor la manifestación que “se está yendo hacia lo social”.

Caracas. Para el secretario nacional de organización de Primero Justicia (PJ), Edinson Ferrer, las protestas contra el Gobierno no se extinguieron, sino que tomaron otras formas y son impulsadas por otras razones. “La protesta se está yendo hacia lo social en cada uno de los sectores”, afirma.

Exdirigente del movimiento estudiantil que se dio a conocer en mayo de 2007, Ferrer es también vicepresidente de la Asociación Venezolana de Concejales. El edil de 34 años señaló que es necesaria una nueva etapa de organización de los ciudadanos, que permita una comunicación más eficiente entre estos y las organizaciones políticas. “Si eso lo hacemos en todas las cuadras y los edificios ya no dependeremos del post que coloque la MUD a las 6:00 p. m. [en las redes sociales]”.

Propone que se organicen los “Comités por el Rescate de la Democracia” (CRD) en cada cuadra, como forma de movilizar a los ciudadanos a marchar, realizar un plantón, votar o cualquier otro tipo de acción que se convoque contra el Gobierno. “Estamos en una estación que nos lleva a utilizar el voto como un acto de rebeldía”, argumenta.

¿Qué evaluación hacen en Primero Justicia de lo que fueron los 4 meses de protestas?

—Los meses siguen, lo que ha venido cambiando es la forma. La protesta continúa, pero la estrategia tiene que cambiar. Unas protestas que comenzaron con el presidente de la AN [Julio Borges] rompiendo la sentencia del TSJ, luego una serie de acciones que realizaron los diputados con unos “madrugonazos” en el TSJ, el CNE, la Defensoría del Pueblo. Luego vino el momento de las marchas, los trancazos…

Como venezolanos tenemos que aprender a felicitarnos por la cosas buenas que hacemos y los avances. Hay personas que ven que no se logró nada o que ya se acabó la protesta y no es ni lo uno ni lo otro. Se logró muchísimo, se logró estar a pocos países de una sentencia de la OEA. Se logró el apoyo internacional que no estaba dentro de la política democrática de Venezuela. Se logró incluir a muchos más venezolanos en las protestas. Había venezolanos que no iban a las marchas, pero hacían trancas o viceversa. El hecho de que la protesta se haya trasladado a un punto de participación y de demostrarle al Gobierno que el venezolano lo que quiere es participar, que los violentos son ellos, no quiere decir que la protesta terminó, por el contrario, lo que estamos haciendo es un acto de rebeldía y demostrándole a los que tienen las armas, los que son los violentos, que nosotros resolvemos los problemas a través del voto. Hemos dicho varias veces que para poder ver nacer una Venezuela sana, que sea próspera, debemos hacerlo por la vía en la que nosotros creemos y esa vía es la democrática, la vía del voto. No hay otra vía que nos pueda llevar a una Venezuela sana y de progreso. Estamos todavía en protesta solo que cambiamos. Como se cambió de la marcha a la tranca, de la tranca a las asambleas, de las asambleas a los plantones. Estamos en una estación que nos lleva a utilizar el voto como un acto de rebeldía: primero con las primarias, demostrarle al Gobierno, como se hizo el 16J, que lo que queremos es votar y luego, en el acto de las gobernaciones, también vencer. No se trata de que con las gobernaciones vamos a cambiar el país, eso sería mentirle al pueblo. Se trata de mostrarle al régimen que cuando nos contamos ellos pierden, porque es el pueblo el que quiere el cambio de Gobierno.

Lee también
Primarias en el Zulia terminan en trifulca

¿Se va a volver a convocar a manifestaciones de calle? ¿Se evalúa otra forma de protestas?

 —Yo creo que las protestas de calle se mantienen, no están siendo masivas, sino focalizadas. En estos días hubo trancas en varios barrios porque no había gas doméstico, en otros porque no había luz. En Maracaibo por los apagones, la protesta se está yendo hacia lo social en cada uno de los sectores. Hay distintas barajas que tenemos dentro del juego democrático. Están los plantones, las asambleas, la participación como el 16J, las primarias. Dentro de todo eso tenemos que ir surfeando hasta encontrar la salida democrática que estamos buscando.

Yo, personalmente, no creo que tengamos que marchar 1000 veces para que esto cambie o que tenemos que hacer 1000 plantones para que esto cambie. Creo que todo el mundo en su comunidad tiene que ir trabajando el tema social. Por eso nosotros hablamos de los Comités por el Rescate de la Democracia (CRD). Si todos los vecinos en sus comunidades, que es lo que estamos haciendo, se organizan y logran que en cada cuadra —en la que puede haber 40 familias— que, por lo menos 10 se organicen, estamos hablando de 10 familias en cada cuadra que van a estar trabajando por el cambio democrático. Cuando haya voto serán movilizados por el voto, cuando haya plantón, también, y cuando haya marcha serán los que movilicen a la gente. Pero que sea desde la cuadra, desde la calle, que no sea a través de un instagram que colocó la Unidad o una rueda de prensa de tal diputado. Que no sea solo a través de los medios de comunicación sino que sea algo orgánico.

80 % del país quiere cambiar, lo que tiene que hacer cada persona es agarrar su hojita y armar su CRD, ¿Cómo es eso? Busquemos a 3, 4 ó 5 familias, anotamos sus nombres y teléfonos y a partir de ese momento nos instalamos. Si eso lo hacemos en todas las cuadras y los edificios ya no dependeremos del post que coloque la MUD a las 6:00 p. m para ver qué hay mañana. Creo que ahorita estamos en un punto de organización, a través de estos Comités que te estoy nombrando, y que las primarias nos permiten hacer eso. Todos los candidatos son de la familia de la Unidad. Cada candidato está organizando sus movilizadores, sus testigos y sus Comités. Todo eso se une en una sola familia para organizar y movilizar. Se frenó un poco la marcha, el plantón y la calle, pero no para quedarnos sin hacer nada sino para dedicarnos a organizarnos. Sin organización es imposible cambiar democráticamente a un país.

Lee también
Velásquez celebra un triunfo en Bolívar que la MUD no proclamó
Ferrer aseveró que “sin organización es imposible cambiar democraticamente a un país”.

Entonces también hay que corregir errores en el tema de la comunicación con el ciudadano…

—Sí, los CRD serían precisamente para eso. Sabemos que no todo el mundo es proactivo con el tema político, pero la gente sí quiere hacer algo. No todo el mundo quiere ir a las marchas. Hay gente que prefiere el plantón, hay gente que prefiere ir a votar. Todos tenemos que entender que somos más de 20 millones de venezolanos que queremos un cambio y, obviamente, no a todos nos va a gustar la misma actividad. Lo importante es que tenemos que entender que ante la clausura de medios de comunicación, nuestro contacto tiene que ser con cada líder en cada cuadra, en cada edificio, en cada comunidad. No podemos depender tanto de las redes sociales, es por eso que en este momento la idea es que, a través de estos Comités, tengamos comunicación directa con los dirigentes políticos que, a través de cada coordinador parroquial, que maneja varias urbanizaciones y barriadas, él se comunica con su coordinador de urbanizaciones y este último con su calle, hacia allá estamos yendo. A parte de eso tiene que haber un equipo orgánico, que son nuestros coordinadores de parroquia, que se comuniquen con sus organizaciones y luego con sus calles y a partir de ahí nazca la organización hacia lo que queramos.

¿Cómo ha sido la campaña para las primarias?

—Lo que he visto es que todos los candidatos lo hacen desde el punto de vista de la rebeldía. En el caso de los de PJ nos hemos enfocado en trabajarlo como un acto de rebeldía, vamos a seguir la lucha y para eso necesitamos quitarle espacios al régimen y hoy la mayoría de las gobernaciones son del régimen. Nosotros no podemos permitir que ellos vayan solos a un proceso electoral. ¿Qué hicieron todo lo que hicieron en la ANC? A pesar de eso, solo a través de la vía de la participación podemos seguir recuperando espacios.

¿Están preparados para los obstáculos que ya está poniendo el CNE a la MUD?

—Siempre pongo el ejemplo del mundial de Brasil. En el juego entre Alemania y Brasil la gente decía que los árbitros estaban comprados porque necesitaban que Brasil avanzara y hubo una discusión de si participar o no y ¿cómo quedó el juego? 7 a 1 a favor de Alemania. Cuando tú participas, sea quien sea el árbitro, si tú sabes que tienes la mayoría, que la tenemos con 80 % de la gente, con los mejores testigos, dentro de la participación vamos a demostrar que ganamos como siempre hemos hecho cuando hay testigos. Lo que ocurrió con la ANC es que jugaron solos y no podemos permitir que en las regionales también jueguen solos y hagan las trampas solos. La única manera de impedir esa trampa es participando.

Lee también
Dos candidatos se atribuyen triunfo de primarias en Aragua

La Constituyente era algo inconstitucional, las elecciones regionales no, más bien nos las deben desde el año pasado. Yo he tenido discusiones, hasta con familiares que dicen: “¿Por qué vamos participar? Sigamos en la lucha”, pero qué mejor lucha que ir y ser testigo de mesa o voluntario para demostrar que hacen trampa, si la hacen. Recuperando las gobernaciones podemos avanzar y sabemos que vamos a superar los obstáculos del CNE. En lugar de quedarse en casa es mejor que vayamos todos, que todos seamos testigos en las mesas, ¿Qué mejor acto de rebeldía que todo el mundo se anote como testigo o voluntario? Creo que ese es el camino y la lucha en las próximas semanas.

El concejal consideró que votar en las regionales es un “acto de rebeldía” frente al Gobierno.

¿No ha faltado que la MUD también comunique mejor cuál es su visión de país? ¿Cuál será la propuesta de esos candidatos?

—Sí. Creo que lo urgente se ha venido comiendo lo importante y deberían ir caminando en paralelo. Lo normal es que un candidato a gobernador tenga planes de Gobierno para recuperar calles, autopistas, hospitales. La verdad es que los gobernadores son los alcaldes de antes porque el Gobierno les ha quitado todas las competencias. En términos de gobernabilidad regional, que es lo que se va a discutir en este momento, la mejor lucha y testimonio es que vamos a llegar a la gobernación pero para luchar por el rescate de Venezuela, no tanto lo que se pueda hacer como gobernador, como lo que podamos luchar desde la Gobernación para poder rescatar a Venezuela. Tenemos que hacer un esfuerzo desde la Unidad para mostrar ese camino: el plan financiero, el plan económico, el plan político, el tema social, los hospitales, la policía, el sistema judicial. Todo eso se debe dejar bien claro, para que todo el mundo conozca la posición de la Unidad. Ha habido grandes esfuerzos, pero este es un país en el que en un día pasa lo que ocurre en un mes, hay noticias a todas las horas. Desde la Asamblea Nacional (AN) se habló de la visión de país, ha habido algunos actos, pero creo que se puede hacer mucho más para ir comunicando esa Venezuela a la que queremos llegar.

Fotos: Francisco Bruzco



Participa en la conversación