Exigieron una reunión con el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, para aclarar la situación con respecto al pago de sueldos y salarios. “El aumento correspondiente se debe incorporar a la tabla, según lo establece la cláusula 62 de la segunda convención colectiva”, afirmó Raquel Figueroa, coordinadora de la Unidad Democrática del Sector Educativo.

Caracas. Gloria Cáceres es maestra con posgrado y especialización. Por su preparación y experiencia alcanzó a jubilarse como docente categoría cinco. Hasta el mes pasado percibió 11 salarios mínimos. Tras el aumento de sueldo en más de 5000 %, decretado por el presidente Nicolás Maduro el 17 de agosto, la incertidumbre sobre cómo quedarían los tabuladores y tablas invadió también a los trabajadores del sector educativo, quienes en abril firmaron la segunda convención colectiva.

El viernes 7 de septiembre, Cáceres recibió la primera parte del salario, el cual fue fraccionado en cuatro partes por órdenes del Gobierno. Se sorprendió cuando vio un depósito por 487 bolívares soberanos: Si yo multiplico eso por cuatro, quedo ganando un poquito más de los 1800 bolívares soberanos, que es el nuevo salario mínimo, esto, después de jubilarme con 11 salarios.  Es decir, quedé como una docente no graduada, ni siquiera como bachiller docente.

Acudió al Ministerio de Educación y le dijeron que ese pago estaba bien, que debía esperar a que este viernes le sea depositada la segunda parte. Los docentes alertan que estas irregularidades podrían representar la pérdida de la contratación colectiva ante la decisión unilateral en la forma de la cancelación de sueldos y salarios.

El viernes no recibimos salario, solo el aumento. Estamos ante una violación fragante de nuestra convención colectiva, dijo este jueves Raquel Figueroa, coordinadora de la Unidad Democrática del Sector Educativo, desde la asamblea de educadores activos y jubilados que agrupó a las ocho federaciones de trabajadores de la educación en la Confederación de Trabajadores de Venezuela.

Lee también
Año escolar arrancó sin luz, sin agua y con pupitres vacíos

El gremio acordó una agenda de lucha para hacer frente a la situación. Para este lunes, cuando se inicia el nuevo año escolar, llamaron a la realización de asambleas en las escuelas en defensa del salario. Figueroa informó que para el 19 de septiembre el sector de la educación se unirá a la protesta nacional de trabajadores.

A la fecha desconocemos las tablas correspondientes al aumento salarial, no ha habido ninguna reunión con el patrono, mencionó Figueroa. También desconocen el porcentaje que les depositaron el viernes y lamenta que no tomaran en cuenta la integridad del salario. Estamos ante un patrono déspota.

El pasado lunes, las ocho federaciones de trabajadores de la educación emitieron un comunicado conjunto donde declararon en emergencia al magisterio, también decidieron activar a las organizaciones sindicales para la defensa de los logros alcanzados en las convenciones, la reactivación de inmediato de la comisión de evaluación y el seguimiento de la convención colectiva, entre otros.

Figueroa reclamó una reunión con el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, para aclarar la situación: El aumento correspondiente se debe incorporar a la tabla, según lo establece la cláusula 62 de la segunda convención colectiva.

Fotos: Carmen Victoria Inojosa


Participa en la conversación