La acción llega luego de que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, calificara el proceso electoral del pasado domingo como “una farsa”, cuyos resultados han sido cuestionados por la comunidad internacional. La sanción afecta a Pdvsa.

Caracas. El gobierno de Estados Unidos (EE. UU.) aplicó nuevas sanciones financieras a Venezuela, luego de conocerse los resultados electorales del pasado domingo 20 de mayo, contienda en la que fue reelegido Nicolás Maduro como presidente, con 6,1 millones de votos pese a una elevada abstención.

En el documento firmado por el presidente Donald Trump indica que quedan prohibidas las compras de cualquier deuda con el gobierno de Venezuela, incluidas las cuentas por cobrar, así como cualquier deuda con el gobierno venezolano que se haya dejado como garantía después de la fecha de vigencia de la orden, incluyendo las cuentas por cobrar.

También queda prohibido para cualquier estadounidense o alguien dentro de Estados Unidos, la venta, transferencia, cesión o entrega de bienes como garantía por parte del gobierno de Venezuela en cualquier entidad en la que este tenga una participación accionaria del 50 %. La medida no abarca a los bonos.

Ya en agosto del pasado año, la administración de Trump impuso sanciones financieras, con lo cual quedó prohibida la negociación con la deuda que emitiera el Ejecutivo a partir de esa fecha.

Analistas señalan que la medida impactaría a terceros que tengan cuentas por cobrar de la estatal y expresan que es una manera de evitar situaciones irregulares. Con la sanción, el Gobierno no podrá vender o intercambiar acciones de empresas públicas o mixtas, bloqueando posibles acuerdos. Por ello, los consultados apuntan que el cerco va aumentando.

Lee también
AN calculó la inflación de mayo en 110% y la anualizada en 24.571%

En el comunicado se menciona que las acciones son porque el gobierno de Maduro socava “el orden democrático mediante elecciones rápidas que no son ni libres ni justas y la responsabilidad del régimen por la profundización de la crisis humanitaria y de salud pública”.

Estas sanciones se dieron a conocer luego de que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, describiera el pasado proceso electoral del domingo 20 de mayo como “una farsa” a través de su cuenta de Twitter.

“Estados Unidos está en CONTRA de la dictadura y CON el pueblo de Venezuela pidiendo elecciones libres y justas. @POTUS [usuario del presidente Donald Trump] ha tomado medidas enérgicas contra Venezuela y hay más por venir. Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba”, publicó.

El pasado 18 de marzo, el Departamento del Tesoro de EE. UU. también aplicó sanciones a Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, junto con varias personas de su entorno, como su esposa, Marleny Contreras; su hermano, José David Cabello y su testaferro, Rafael Sarría.

En dicho listado ya se encontraban el Presidente Maduro, los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y las rectoras del Consejo Nacional Electoral.

Foto referencial



Participa en la conversación