EE. UU. reiteró apoyo a Guaidó y critica firma de acuerdo entre Maduro y oposición moderada

reiteró su apoyo a Guaidó

La administración de Donald Trump informó a través de la declaración de un portavoz del Departamento de Estado, que se mantiene apoyando a Juan Guaidó y que condena el acuerdo que se firmó el lunes entre representantes de Maduro y la autodenominada oposición moderada como un intento por tergiversar la realidad.

Caracas. Este martes en horas de la noche Estados Unidos, a través de una declaración de la portavoz del Departamento del Estado, Morgan Ortagus, reiteró su apoyo a Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional, al mismo tiempo que criticó y denunció el acuerdo firmado el lunes por el gobierno de Nicolás Maduro y miembros de la autodenominada oposición moderada.

En la declaración de la portavoz, EE. UU. se refirió a Guaidó como “presidente interino” de la República y a la Asamblea Nacional (AN) como “la última institución democrática de Venezuela”.

La funcionaria estadounidense culpó al gobierno de Maduro por el fracaso de las negociaciones de Barbados con el apoyo del gobierno de Noruega, y aseguró que se debió a “la negativa del régimen de negociar de buena fe”.

Una vez más, el régimen ve las negociaciones como una táctica dilatoria y ha subvertido los esfuerzos de buena fe para encontrar una solución política pacífica, declaró Ortagus.

EE. UU. también aprovechó para denunciar la firma del acuerdo entre el gobierno de Nicolás Maduro y los partidos políticos Avanzada Progresista, MAS, Cambiemos y Soluciones, el cual calificó como “un plan diseñado para sabotear la Asamblea Nacional”.

Maduro y sus secuaces atrajeron a un pequeño grupo marginado de políticos para empezar ‘unas supuestas conversaciones’ y tergiversar la situación al hacer parecer que estos hablan por la oposición democrática, cuestionó Ortagus.

Lee también
AN promoverá registro de organizaciones sindicales del sector público para proteger a trabajadores

En esa línea, EE. UU. reiteró que “cualquier negociación seria debe ser entre el régimen [de Nicolás Maduro] y el presidente interino Guaidó”.

Como lo hemos dicho repetidamente, las sanciones estadounidenses no serán levantadas hasta que Maduro se haya ido, explicó.

La portavoz estadounidense insistió en que el gobierno de Nicolás Maduro representa una amenaza para la seguridad del pueblo de Venezuela, y para la región en general, motivo por el cual dijo que EE. UU. y sus “compañeros regionales” optaron por activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Hemos invocado el TIAR, el cual facilita acciones colectivas adicionales para confrontar la amenaza que representa el régimen de Nicolás Maduro para el pueblo de Venezuela y la región. Esperamos con ansias unirnos con nuestros compañeros regionales para discutir las multilaterales opciones políticas y económicas que podemos emplear, reiteró.

Postura similar por parte de la Unión Europea

La postura de EE. UU. contra el acuerdo firmado por el gobierno de Maduro y la oposición moderada es similar a la que el pasado 17 de septiembre manifestó la portavoz de la Unión Europea (UE) para Relaciones Exteriores, Maja Kocijancic.

La funcionaria europea emitió declaraciones en las que la UE todavía cree que una salida política negociada es “la única forma pacífica y sustentable de salir de la crisis en Venezuela”. Sin embargo, reiteró que para que esta tenga éxito, debe ser creíble.

Es importante que en cualquier proceso de negociación se tenga la representatividad política necesaria, el apoyo de la Asamblea Nacional y el claro objetivo político de llevar al país a unas elecciones presidenciales creíbles, expresó Kocijancic.

Finalmente, la UE no descartó el uso de acciones adicionales para presionar en búsqueda de una salida política y señaló que “considerará las medidas apropiadas a su disposición para procurar la restauración de la democracia, el imperio de la ley y los derechos humanos en Venezuela”.

Lee también
Maduro reitera que está dispuesto a retomar el diálogo y la negociación con "el guaidoismo"

Participa en la conversación