El alto precio del pescado atenta contra la tradición

Olivia García, pensionada, contó que para hacer un pastel de chucho tiene que gastar 2 millones de bolívares.

Caracas. En el mercado municipal de Quinta Crespo la variedad de pescado es abundante, sin embargo, según un comerciante de esta feria, las ventas están por el suelo. El precio de este alimento no está al alcance de todos los bolsillos caraqueños.

La oferta de pescado en mercados municipales y cadenas de supermercados espanta la tradición de Semana Santa. En Quinta Crespo tan solo un kilo de lomo de atún, mero en ruedas, filet de robalo, calamares o pulpo se ofrecen por encima del millón de bolívares.

Los más accesibles son el pescado lisa, raya, lebranche, bagre, tahalí, buco, pepitona y rondacor que oscilan entre los  220.000 y  390.000 bolívares. El parguito fresco cuesta 595.000 bolívares.

Mientras, el cazón, atún, merluza y camarones rondan su precio entre los 700.000 y 950.000 bolívares.

Los vendedores comentan que los clientes buscan las especies más económicas como roncador, bagre, pepitona y lisa.

Relatan que en años anteriores los mercados estaban llenos y las personas hacían filas para comprar, ahora las ventas están flojas. Esperan que en el transcurso de la Semana Santa se eleve en algo la demanda.

Frente a los altos precios, Olivia García comenta que optó por comprar raya para preparar cuajado, mejor conocido como pastel de chucho. La compra le salió en 600.000 bolívares y fueron dos kilos del pescado más asequible.

García, pensionada, se puso de acuerdo con un amigo para poder preparar esta receta. “Con todos los aliños y la cantidad huevos que se necesita, este pastel puede salir como en 2 millones de bolívares. ¿Para qué sale uno a la calle? ¿A llorar? ¿Cómo se puede vivir con una pensión? Uno siente la frustración de no alimentarse bien”, sostuvo.

Lee también
Intergremial marchó en el centro de Caracas pero no pudo llegar a Defensoría

Por su parte, en las cadenas de supermercados la oferta es precaria. El kilo de sardina entera se puede conseguir en 42.000 bolívares y el filet hasta en 163.000 bolívares.

El filet de curvina empacado cuesta 1,9 millones de bolívares y el filet de buco ronda los 1,7 millones. Las bandejas con cabeza de pescado surtido cuestan 240.000 bolívares. Solo la guacacuo y el chichi chipi con concha cuestan 11.600 bolívares por kilo.

Foto: Archivo


Participa en la conversación