El cambur es la fruta que más subió de precio durante el último año en Quinta Crespo

Con lo que ahora cuesta un kilo de cambur –2.500 bolívares en Quinta Crespo–, hace un año se podían comprar más de 3.333 kilos de la misma fruta. Su precio era el equivalente a 0,38 bolívares soberanos, es decir 38.000 bolívares fuertes, en 2018. Ahora, casi ningún producto o servicio puede cancelarse a ese monto.

Caracas. Durante los últimos doce meses, el precio de las frutas sigue el rumbo de la hiperinflación: la parchita, la lechosa, la guayaba, el melón, la piña, el cambur, la patilla y el aguacate aumentaron su precio entre 166.566 % y 657.794 % en el Mercado Municipal de Quinta Crespo. Las frutas más costosas durante el último año fueron la parchita, el melón, el aguacate y la guayaba. No obstante, el cambur fue el rubro que más aumentó en este periodo.

Dependiendo del lugar donde se venda el producto, actualmente, –ya sea en Quinta Crespo o cadenas de supermercado– el kilo de estas frutas se ofrece entre 1155 y 7130 bolívares.  Así,  con lo que ahora cuesta un kilo de cambur –2.500 bolívares en Quinta Crespo–, hace un año se podían comprar más de 3.333 kilos de la misma fruta. Su precio era el equivalente a 0,38 bolívares soberanos, es decir 38.000 bolívares fuertes, en 2018 y ha variado 657.794 % desde entonces.

Tal y como ha ocurrido con el precio de los productos lácteos, las proteínas, las verduras y las hortalizas, el costo de las frutas aumenta a este ritmo producto de la inyección de dinero en la economía sin que esté respaldado por un crecimiento real. Es decir, no se producen nuevas riquezas –bienes o servicios– que justifiquen la emisión de más bolívares y se acusa al gobierno de Nicolás Maduro de aplicar estas medidas para monetizar el déficit fiscal –excesivo gasto por parte del Estado– a costa de profundizar la inflación.

Solamente en 2018, la inflación anual cerró en 1.698.488,2 % según cifras de Asamblea Nacional. Este comportamiento corresponde al desequilibrio de hiperinflación que afronta Venezuela desde hace más de 15 meses cuando la variación intermensual de precios superó más del 50 % sostenido hasta el presente. El Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó que la inflación de 2019 podría cerrar en 10.000.000 %.

No obstante, especialistas, gremios agropecuarios y distintos sectores de la oposición venezolana aseguran que con un cambio político se pueda revertir –en corto y mediano plazo– los índices macroeconómicos que profundizan la crisis económica actual.

Del mismo modo, comerciantes de Quinta Crespo piden flexibilizar los controles que se ejercen sobre la distribución de las mercancías. Señalan que la escasez de carnes y víveres reduce la asistencia de clientes al mercado y por tanto, la venta de frutas y verduras también se afecta drásticamente. 

Lee también
Caraqueños inician la Cuaresma pidiendo por la paz y la salud de los venezolanos

Participa en la conversación