Por los momentos, el kilo de mango se ofrece entre 140.000 y 200.000 bolívares en distintos establecimientos de la ciudad. Un kilo de parchita llega a 890.000 bolívares. 

Caracas. Las frutas se encarecen con la velocidad que pauta la hiperinflaciòn. Según la Confederación de Asociaciones de Productores Agrícolas (Fedeagro), más que la producciòn, el costos del transporte y las nùmerosas intermediaciones encarecen el precios que pagan los consumidores por cualquier fruta.

Vicente Pérez, vicepresidente de Fedeagro,  explicó que logística (distribución de los productos) y la intemediación del campo ha incrementado los costos de guayaba, melón, parchita, lechosa, entre otros artículos.

En un recorrido realizado por Crónica.Uno en mercados y supermercados, se evidenció que la parchita, al igual que otros productos, se encuentra escasa. Cuando se consigue, un kilo de esta esta fruta ya se ubica en 890.000 bolívares. Mientras, el melón se ubica en 600.000 bolívares por kilo y la guayaba, el aguacate o la piña ya sobrepasan los 300.000 bolívares.

Siendo la fruta más económica hasta el momento, los agricultores ofrecen el cambur a 15.000 bolívares por kilo, pero la oferta en la ciudad capital ronda los 130.000 bolívares.

Pérez indicó que el mantenimiento de las unidades de transporte aumenta los costos. La logística se está comiendo el valor de las cosas y el producto resulta lo más económico, refiriéndose a la reposición de cauchos y aceites. Esas dificultades se deben a la restricción para adquirir los dólares que amerita la importación de repuestos.

Pérez apuntó que, además, los agricultores se están viendo afectados en cuanto a que algunas semillas para el cultivo son importadas. Las semillas de melón pueden rondar 60 dólares. Por tanto, la tendencia dentro de la actividad agrícola se inclina por las frutas más prácticas y esenciales.  

Hace dos meses, comprar cinco kilos de frutas variadas rondaba 388.525 bolívares, mínimo. Ahora, una piña en Quinta Crespo oscila en 700.000 y la temporada de mango tampoco supone un alivio. Por los momentos, el kilo de mango se ofrece entre 140.000 y 200.000 bolívares en distintos establecimientos de la ciudad.

Aunque los vendedores ambulantes venden el mango a menor precio, concretar la compra solo es posible si se cuenta con dinero en efectivo. Mientras, la escasez de papel moneda se intensifica y poco a poco se acerca la circulación del nuevo cono monetario.

Julio Quintero, trabajador, señala que su consumo de frutas se redujo “en pocas palabras, a comprar lo más económico”. Y catalogó como “un lujo” la adquisición de parchita, piña y otros alimentos de una dieta balanceada.

Foto: Reymar Reyes

Lee también
Operativo "Fiesta Navideña" del Gobierno ha afectado las ventas propias de los comercios

Participa en la conversación