El incremento del salario mínimo se volverá sal y agua por la elevada inflación

En el  año el Gobierno ha autorizado un aumento promedio de 97%, pero analistas estiman que los precios terminarán el 2015 con un salto de 200%

Mayela Armas/ Andreína Malavé

@mayearmas/@AndreinaMalave

Caracas. “Este aumento del salario va a generar más problemas, porque van a subir los precios de todo”, aseveró Eusebio Ramírez un administrador que labora en el centro de Caracas y quien comentó que “es poco lo que se puede ahorrar actualmente”.

Ramírez apuntó que “ya con un sueldo no haces casi nada”. Esta semana el Presidente Nicolás Maduro subió por cuarta vez en el año el salario mínimo y a partir del 1 de noviembre se eleva 30% para llegar a  9.648,17 bolívares. Tras esta última revisión, el incremento acumulado en 2015 es de 97%.

En una alocución, el jefe de Estado aseguró que con ese aumento “vamos a picarle adelante a la inflación”. Sin embargo, la elevada inflación hace que el ajuste se vuelva sal y agua.

Luis Vicente León, director de Datanalisis, destacó que este último incremento del salario es “una acción racional que busca que no pases trabajo. ¿Quién ha sido el sector más afectado por la inflación? Los trabajadores formales. Así que aumentas para compensar la inflación. Pero la medida llega tarde”.

La revisión se registra en un momento en cual los precios se disparan velozmente. Henkel García, director de Econométrica, agregó que “este incremento se va a diluir más rápido que los anteriores, en mes y medio”, y en ese contexto, apuntó que “el efecto electoral será limitado. La popularidad está atada al poder de compra del salario”.

Lee también
Padres buscan alternativas para no sacrificar merienda escolar de sus chamos

Cuando faltan 50 días para las elecciones parlamentarias, el jefe de Estado  además de incrementar el salario, elevó el ticket de alimentación a 1,5 Unidades Tributarias por 30 días. Y apuntó que la próxima semana seguirá  realizando anuncios para los trabajadores.

Pero el Ejecutivo nacional insiste en atacar la consecuencia, subir el salario, y no la causa, que es controlar la inflación.

Carmen Hernández trabaja limpiando casas y apuntó que “ese aumento no llega al 1 de noviembre, para esa fecha ya todo estará el doble de caro. Ahorita no se puede ahorrar. Tienes que comprar lo que necesites ya”.  Hernández sabe que la inflación le gana la carrera a los ajustes salariales.

Maduro apuntó que según las proyecciones del Banco Central de Venezuela y el Instituto Nacional de Estadísticas la inflación estaría en 80%, pero a lo largo del 2015 los datos no se han divulgado. Mientras, el FMI calcula que la inflación será 190% y firmas como Ecoanalítica la prevén en 208%.

Ese salto en los precios responde a las distorsiones de la economía que son producto de los controles de cambio y de precios, la baja producción y la intervención del Estado en diversas áreas. Y esos desequilibrios se han acentuado por la falta de medidas.

Luis Vicente León agregó que “lo que origina la pérdida de compra del salario no lo atacas, lo que haces en compensar y no resolver, de manera que se termina creando una ilusión monetaria. La inflación está ahí así que el aumento se pierde rápidamente por la inflación”.

Para complementar, Henkel García añadió que “si aumentas la oferta de bienes no se pierde el poder de compra, pero actualmente la oferta ha bajado, porque la productividad es mínima”.

Lee también
Padres buscan alternativas para no sacrificar merienda escolar de sus chamos

El Banco Central tampoco ha presentado las cifras sobre comportamiento de la economía, pero diversas firmas estiman que este año la contracción será de  10%. Y al haber una baja producción de bienes escasean los artículos prioritarios como alimentos, medicamentos, jabón, pañales y papel higiénico.

Jefferson González es obrero y tajantemente aseguró que “el aumento no sirve para nada. La situación está cada vez peor. La comida está carísima y yo que gano sueldo mínimo no tengo ni para comprar un pollo”.

Foto: Cristian Hernández


Participa en la conversación