El lunes 15 de enero se desprendió una parte del techo de las sala de pabellones, lo que inhabilitó esos espacios, que fueron remodelados en octubre del año pasado. Las operaciones electivas, en consecuencia, están suspendidas.

Caracas. De nuevo las operaciones electivas en el hospital J. M. de Los Ríos, ubicado en San Bernardino, están suspendidas luego de que los tres quirófanos que estaban en funcionamiento quedaran inhabilitados por el desprendimiento de un techo.

Estos espacios, según los doctores, fueron remodelados durante dos meses y puestos en funcionamiento en octubre del año pasado. Otros cinco faltaban por terminar de reparar.

Los familiares que hacen vida en ese centro hospitalario denuncian, además, que hay paredes de las que fueron reparadas en 2017 que ya presentan daños producto de las filtraciones.

Todavía hay áreas, como Medicina III, que tiene los baños dañados y está sin aire acondicionado.

Pero eso no es de lo único que adolecen los pacientes en este puesto asistencial. Actualmente, no hay antibióticos ni quimioterapias. Asimismo, están limpiando las salas con poco desinfectante, lo que está alborotando las bacterias y enfermando más a los pacientes que llegan con un tipo de patología y ahora sufren de infecciones en los pulmones.

Otra cosa que está sucediendo en el J. M. es que están limitando el ingreso de las fundaciones que llevan donativos a los pacientes. “Y para nosotros eso es muy grave, pues contamos con esas personas, nos ayudan con los exámenes y a conseguir los medicamentos que aquí en el hospital no hay”, dijo un representante de un paciente oncólogo al que le están pidiendo para el martes entrante una resonancia. Me cuesta 20 millones de bolívares, de dónde saco esa plata. Además, aquí no hay quimioterapias me las van a donar y si las fundaciones no pueden entrar cómo haremos los que no tenemos recursos, dijo la madre.

Los trabajos de remodelación están a cargo de la Fundación de Edificaciones y equipamiento Hospitalarios (Fundeeh), adscrita al Ministerio de Salud, ente que está al tanto de la situación pero hasta ahora no se ha presentado para verificar su gravedad.

Foto rederencial: Cristian Hernández

Lee también
“Maduro nos condenaste a muerte, nuestro único delito es ser trasplantados”


Participa en la conversación