El Magisterio enfocará la discusión de la segunda convención colectiva en alimentación, seguridad social y salario

El gremio docente espera que los resultados de la mesa de negociación se firmen este mes. “La situación lo amerita”, manifestó Raquel Figueroa, coordinadora del Movimiento Educadores Simón Rodríguez.

Caracas. Este lunes inició la discusión de la segunda convención colectiva de los trabajadores del Ministerio de Educación con los representantes de las 17 federaciones sindicales y gremios, además de contar con la presencia de la Inspectoría Nacional del Trabajo. La coordinadora del Movimiento Educadores Simón Rodríguez, Raquel Figueroa, expresó que en la mesa de negociación destacan tres puntos fundamentales: alimentación, derecho a la vida y salario. Enfatizó que están solicitando tratar con urgencia las cláusulas correspondientes al contenido salarial.

Las convenciones anteriores se han convertido en una violación de los derechos humanos. Por eso tenemos varias cláusulas —que fueron letra muerta en la primera convención— para la distribución de alimentos de primera necesidad. Exigiremos nuestro servicio de Ipasme, seguridad social, medicamentos para los jubilados y la familia del Magisterio. Y también un salario que permita la adquisición de la cesta básica.

El gremio docente espera que en la discusión prevalezca una compensación salarial significativa para los trabajadores del Ministerio de Educación. Las exigencias del Magisterio y del propio gremio es que en la primera reunión quede claro entre las partes como estrategia que la discusión se dé en un tiempo corto. El sector de Educación no aguanta la crisis. Queremos que se firme el contrato este mes, la situación lo amerita, mencionó Figueroa. 

Destacó que esta segunda convención colectiva está sobre un piso de una deuda importante que el patrono no ha cumplido, la cual corresponde a un aumento de 17 % de octubre de 2016. La información directa que tenemos del Ministerio de Educación es que están buscando el dinero para pagar la deuda, señaló.

Lee también
La ropa y los zapatos de los maestros ya no aguantan un año más

Las discusiones se realizan los días lunes, miércoles y viernes.

Aumento salarial 

El 1° de marzo, Maduro decretó un incremento de salario mínimo de 58 %, por lo que quedó en 392.646 bolívares. Mientras que el cestaticket lo llevó a 915.000 bolívares. Los docentes, trabajadores y obreros, según dijo el ministro de Educación, Elías Jaua, el viernes pasado, lo cobrarán en la primera quincena de este mes. Cualquier aumento que no lleve al trabajador a una dignificación o recuperación de su condición salarial es un sueldo pírrico. El salario se ha convertido, en este contexto de hiperinflación, en una desalarización, opina Figueroa.

Foto referencial: Cheché Diaz


Participa en la conversación