Los disturbios en La Paragua, población del oeste del estado, dejaron saldo de tres muertos y siete heridos. Más de 300 negocios han sido saqueados desde el viernes.

Ciudad Guayana. El gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, decretó el pasado sábado un toque de queda para frenar las protestas y saqueos que desde el viernes azotan a la entidad, particularmente a Ciudad Bolívar.

Pero nada de eso funcionó. Después de las 5:00 p. m. del sábado —el momento en el que comenzaba la restricción vehícular y peatonal— las rebatiñas en la capital de Bolívar continuaron.

Durante la noche y en la madrugada, los saqueos siguieron y en la tarde del domingo se repitieron los hechos violentos. Los pocos comercios que se salvaron el sábado fueron atacados el domingo, como la sede de Bridgestone.

El Cuerpo de investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) confirmó la detención de dos funcionarios de la Policía del Estado Bolívar.

Lee también
Imponen toque de queda en Bolívar ante protestas y saqueos

A pesar de…

Otro lugar en donde cundieron las protestas y los saqueos fue en La Paragua, municipio Bolivariano Angostura —antes, Raúl Leoni. Allí se confirmaron tres muertes durante las manifestaciones y siete heridos.

El gobernador Rangel Gómez habló nuevamente el domingo. Exhortó a la gente a quedarse en sus casas y anunció que, en los próximos días, no permitiría la entrada de gandolas con gasolina a Ciudad Bolívar, pues “no podemos cometer esa inocentada después de lo que ocurrió”.

En las urbanizaciones, los vecinos se apostaron sobre los techos para resguardar sus propiedades antes los rumores de más hechos violentos. Mientras tanto, la Guardia Nacional y las policías nacional, regional y municipal patrullaban.

Un balance: la Cámara de Comercio estima cerca de 300 negocios saqueados en toda la entidad. La zozobra continúa.

Foto: Cortesía Correo del Caroní



Participa en la conversación