La mayoría de los centros visitados por Cronica.Uno en el municipio Sucre de Miranda inició la votación luego de las 9 de la mañana. Testigos de los partidos, coordinadores electorales y Defensoría del Pueblo coincidieron: la participación en las elecciones municipales se proyecta baja. En Palo Verde los electores de centros migrados estaban perdidos.

Caracas. Centros electorales sin electores, votantes cambiados de centro, mesas de votación solitarias, miembros de mesa accidentales y chequeo de votantes en los listados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron las constantes detectadas en un recorrido por los centros de votación del municipio Sucre del estado Miranda.

Una de las irregularidades que denunció la oposición antes del proceso —tanto los partidos que participaron en estos comicios como los que no— fue que los miembros de mesa no fueron sorteados como manda la ley.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó para este domingo al mismo personal que había designado a dedo para la elección de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente y de gobernadores, y que según la oposición, son militantes del PSUV. Ese personal no acudió a prestar el servicio electoral este domingo, lo que generó retraso en la apertura de los centros de la entidad y vacíos en su funcionamiento, ya que las mesas se instalaron con testigos de los partidos y electores, quienes en muchos casos desconocen las normas, leyes y reglamentos.

Otra irregularidad en este municipio fue la ausencia de los testigos de la oposición, al menos en los centros visitados.

Perdidos y sin diana

Elecciones. municipales, sucre, palo verde
Mesas de votación vacías en el Centro de Educación inicial Antonio Ortega Ordoñez del municipio Sucre. Foto: Luis Miguel Cáceres

Los electores del Colegio San José de Palo Verde, que en octubre pasado fueron cambiados al Colegio Manuel Piar de Buena Vista en Petare, estaban este domingo perdidos tratando de ubicar su centro de votación, pues para esta elección fueron nuevamente migrados sin su consentimiento y sin que el CNE les informara debidamente.

El nuevo centro asignado —Centro de Educación Inicial Antonio Ortega Ordóñez— fue inaugurado recientemente y está ubicado en una zona poco transitada de la urbanización.

Yo pensaba que ese preescolar quedaba donde siempre, detrás del centro comercial Palo Verde, pero cuando llegué allá me di cuenta de que ahí no había nada. Subí junto con mi vecina hasta el Liceo Antonio Ortega Ordóñez y resulta que ahí tampoco es. Nos devolvimos a la casa a buscar por internet para ver dónde es que queda, relató Reina González, habitante de Palo Verde.

La versión fue avalada por el funcionario de la Defensoría del Pueblo asignado al centro de votación en cuestión, Oscar Battaglini, quien por cierto es hijo del exrector del CNE, del mismo nombre. La reubicación afectó la afluencia de este centro y de todos en general. Yo llegué aquí a las 8:15 a. m. y me preocupó ver que no había nada de cola y muy pocas personas votando. Además de eso, la otra novedad es que no vinieron ni los miembros de mesa sorteados por el CNE ni los testigos de la oposición. Eso obligó a instalar las mesas con los testigos que estaban presentes y con electores, relató Battaglini.

Lee también
PSUV rifa carros, motos y lavadoras con el fin de obtener fondos para Maduro
elecciones municipales 2017
Punto Rojo del PSUV a menos de 100 metros del Liceo Antonio Ortega Ordóñez de Palo Verde. Foto: Maru Morales P

El PSUV de la zona, que esta vez no tocó la diana a las 4:00 a. m. como suele hacer en día de elecciones, ubicó en Palo Verde tres puntos rojos: uno junto al liceo Antonio Ortega, otro en la avenida principal y uno más en el Inces de la urbanización.

La gente tiene que votar y luego pasar por el punto rojo. Nosotros aquí no tenemos el escáner de QR así que solo los chequeamos en la lista. Otros se van al Inces o a otro punto rojo y se escanean. Comenzamos a las 9:00 a. m. y a esta hora, 10:45 a. m. ,hemos anotado a 25 personas, dijo Elsa Pérez, coordinadora de uno de los puntos.

En el preescolar Ordóñez están inscritas 4824 personas distribuidas en 7 mesas de votación. Para las 10:00 a. m. solo habían votado 305, es decir, 6,3 %.

Los efectivos del Plan República asignados a ese centro comentaron que no habían votado porque sus centros de votación están distantes.

En El Llanito, el colegio Niño Jesús de Escuque abrió con retraso a eso de las 11:30 a. m. debido a la ausencia del vicepresidente de una de las dos mesas que recibían electores. La apertura tardía del recinto produjo que los pocos que fueron a sufragar se retiraran.

“La gente al ver que el centro no estaba abierto simplemente se fue, cuando en otros procesos se mantenía contra viento y marea haciendo la cola”, comentó Francis Hernández, vecina de 38 años de edad, que también refirió que cerca de la Redoma de Petare se veían varios puntos entregando propaganda oficialista a favor del candidato José Vicente Rangel Ávalos.

Lee también
PSUV rifa carros, motos y lavadoras con el fin de obtener fondos para Maduro

Abuela detenida

Pocos electores acudieron a votar en la EBN Baute de Petare. Foto: Luis Miguel Cáceres

La Escuela Básica Nacional Rafael Napoleón Baute es uno de los centros más grandes del municipio Sucre y el más grande de la parroquia Petare. Está ubicado en la entrada del barrio José Félix Ribas y cuenta con 17 mesas y 12.383 votantes.

Henry Blanco, uno de los coordinadores del CNE, indicó que en ese centro, “la mayoría de las mesas se instaló con miembros accidentales”, es decir, con los testigos de los partidos y electores. Eso obligó a que los partidos tuvieran que movilizar a un lote de testigos adicional al centro.

En otras elecciones, ya a las 5:00 a. m. hay personas haciendo cola para votar. Hoy no se vio nada de eso. Más bien a esta hora le estamos pidiendo colaboración a los consejos comunales para que busquen a la gente y la traigan, dijo el funcionario del CNE, aunque su función no es de movilización de electores. Luego aclaró: Les decimos que traigan gente de todos los partidos, no solo del PSUV, para que voten y luego podamos exigir mejoras para nuestra escuela.

Luis Tirado y Freddy Rudas, coordinadores de testigos del PSUV, informaron a Crónica.Uno sobre dos incidentes que se habían registrado para la hora.

En la mesa 13, una señora de 78 años fue detenida por romper la papeleta luego de votar. Ella había seleccionado la opción del PSUV pero cuando el papel se imprimió, decía Enrique Mendoza. Se molestó y rompió la papeleta y el Plan República la trasladó por delito electoral, dijo Rudas.

A otra electora en la mesa 14 le ocurrió la misma novedad, pero esta no rompió la papeleta y solo se levantó un acta de incidencia, sin llevarla presa.

Tirado explicó que el problema era que la palabra ‘votar’ y la tarjeta de Copei aparecían muy cercanas en la pantalla y al presionar ‘votar’ algunas personas terminaban presionando en la tarjeta verde.

Aunque en este centro se veían más personas entrando y saliendo que en otros centros de la zona, no había gente en cola. En cambio, en los puestos callejeros de venta de alimentos, charcutería y verduras sí había filas de personas esperando para comprar.

Para las 11:00 a. m. había votado menos de 15 % de los electores de la escuela Baute.

Desolados

elecciones municipales 2017
Colegio Madre Emilia del municipio Sucre no registró gran participación. Foto: Maru Morales P.

Los colegios San Agustín de El Marqués, ubicado en la avenida Sanz, y Madre Emilia de Los Dos Caminos, ubicado en la avenida Rómulo Gallegos, lucían desolados.

Lee también
PSUV rifa carros, motos y lavadoras con el fin de obtener fondos para Maduro

Al mediodía unas 8 personas se revisaban en las listas de la entrada del Colegio San Agustín para ver en qué mesa les tocaba votar. En otros procesos de votación la cola de electores sale de la cuadra del colegio y recorre la avenida Sanz hasta el parque Sanz. Allí votan 8140 ciudadanos y para las 12:00 m. había sufragado menos de 15 %.

Aquí ha habido muy poca afluencia. No hemos tenido incidentes ni con las máquinas ni con el personal. Únicamente que los miembros de mesa no vinieron casi ninguno, dijo Keisi López, coordinadora del CNE.

Luis José Rodríguez, testigo del PSUV, informó que algunas mesas empezaron a votar a las 10:00 a. m. por el problema de la falta de miembros. Heidi Reyes, testigo de la oposición que tuvo que asumir como miembro de mesa ante la falta de estos, indicó que el proceso “estuvo flojo desde la instalación de las mesas el viernes”. En este centro se registró una incidencia similar a la de la EBN Baute, cuando una electora de la tercera edad dijo que la papeleta registraba el voto para Enrique Mendoza aunque ella había votado por José Vicente Rangel Ávalos. Sin embargo, no rompió el documento por lo que solo se levantó un acta.

En el Colegio Madre Emilia, donde sufragan 4500 personas en 6 mesas de votación, para la 1:00 p. m. habían votado unas 500 personas, según indicó Esther Román, coordinadora del CNE.

En  las cercanías de la plaza Lino de Clemente en La California Norte, el Colegio Nuestra Señora de la Guía, exhibía una cola de pocas personas que aguardaban por pasar a la mesa 2. Las otras dos mesas estaban libres y con poquísimos votantes. Angie Monsalve de 39 años se quejó de no poder ver el tarjetón antes de sufragar para ubicar a la opción de su preferencia. “Es un ventajismo muy obvio”, fustigó.

En todos los centros visitados también se reportaron votos asistidos o votos con acompañante, pero el personal electoral consultado afirmó que se trataba en su mayoría de personas muy ancianas y que el porcentaje era muy inferior a los registrados en otras elecciones para la misma hora.

Con información de Cristóbal Naranjo 

Fotos: Luis Miguel Cáceres / Maru Morales P.



Participa en la conversación