La mañana de este domingo tres sujetos atracaron a varios deportistas en la montaña. Marcos, una de las víctimas, relató cómo fue el modus operandi de los antisociales

Yohana Marra/@yohanamarra

Caracas. La mañana del domingo estaba sabrosa para subir la montaña. Un cielo muy nublado, la neblina leve y el rocío acompañaban a Marcos (nombre ficticio por protección) a hacer ejercicios en El Ávila, como casi siempre, a las 6:30 am.

Solo un bolsito iba con él. Ahí llevaba algunas de sus pertenencias y agua, que no puede faltar en un trayecto tan lejos. Meditó, se ejercitó y casi a las 8:30 am comenzó a bajar de regreso a la civilización.

Aproximadamente 200 metros antes de llegar a Sabas Nieves II, justo en una de las curvas que conducen al sector conocido como Loma Serrano, vio a un muchacho que aparentemente no sintió su presencia, pues jurungaba concentradamente su celular.

Al momento no le causó sospecha alguna por su porte de deportista. Pero mientras más bajó, más se acercó al peligro y otro joven lo esperaba para robarlo.

“Me dijo: ‘párate ahí, para dónde vas’ y sacó una 9 milímetros. Inmediatamente subí las manos y me quedé de espaldas a él, porque me pedía que no lo mirara. En eso adelante de mí se puso un tercer sujeto, a quien supe después que le decían ‘el enano’”, relató Marcos.

Luego de quitarle el bolsito, le metieron la mano en ambos bolsillos del short y le quitaron la tarjeta de débito, la cédula, y plata. Al verse despojado de todo intentó seguir bajando pero los delincuentes lo obligaron a regresarse para que no le avisara a nadie del atraco.

“Tuvieron que llevarse una decepción porque no tenía un celular inteligente. Luego caí que el muchacho que vi antes estaba cantando la zona. Subí y me encontré a unas personas que intenté alertar en voz baja para que no siguieran bajando, pero una señora no me creyó mucho”.

Marcos no les insistió. Tenía poco tiempo, pues desde lo alto de su camino, entre las ramas, vio a los sujetos subir nuevamente hacia donde se encontraba. Por eso se quitó la camisa verde perico que llevaba puesta, se desvió del camino, entró al monte y se acostó en la tierra para esconderse.

Lee también
Ultimaron a estudiante de Ingeniería para robarlo en El Valle

Vio a los delincuentes pasar, esta vez uno de ellos ya no llevaba la camisa naranja con la cual lo asaltó sino una roja. “Pasaron cerca de donde estaba escondido, en ese momento cargaron el arma. Se tardaron en subir porque se estaban cambiando de ropa”.

Cuando se alejaron, salió y bajó corriendo, pensando que mucho más arriba, en dirección a El Banquito, estaban unos excursionistas. Al llegar al puesto de guardaparques narró su mala experiencia, y ya había otras víctimas en lo mismo. “Uno dijo que estaban haciendo desastres en El Banquito”.

Sin seguridad

“En 10 años que tengo subiendo al Ávila nunca me habían robado”, soltó el deportista, quien pidió seguridad en varios puntos del recorrido. “No hay presencia de funcionarios por eso los delincuentes se sienten confiados para robar. En la entrada de Sabas Nieves I a veces revisan a la gente, pero es más que todo a muchachitos. Hay que ser más selectivos con la seguridad”.

Denunció que los efectivos están nada más en la parte de abajo del parque nacional, e incluso un guardarques le comentó que también lo han robado montaña arriba y que ni siquiera está armados. Aunque seguirá haciendo ejercicio en ese lugar, no recuperará la confianza hasta ver seguridad.

El jefe del comando de zona de la Guardia Nacional Bolivariana, Fabio Zavarse, anunció este martes que desmantelaron a la banda “Los Waraireros”, dedicados al atraco de deportistas en el Parque Nacional Wararairarepano (El Ávila).

Capturaron a Roberto Antonio Linares Herrera, de 19 años, y Richard Alexis Bello Ruiz, de 20. Se les incautó un facsímil de arma de fuego, dinero y cuatro celulares. El tercero de ellos está en fuga.

Lee también
8 claves de seguridad para proteger su negocio de un asalto


Participa en la conversación