Además de estar vulnerados porque no tienen acceso a una buena salud y alimentación de calidad, son víctimas de golpizas, robos y asesinatos. Las cifras detalladas las presentará la organización Convite en su informe anual sobre Victimización, donde analiza la situación del adulto mayor. 162 de los casos, es decir 48 %, fueron clasificados como homicidios intencionales. La mayoría tuvo como principal móvil el robo y ocurrieron en las viviendas de las víctimas.

Caracas. Los adultos mayores están abandonados. Solo por citar el caso de un asilo ubicado en el municipio Libertador, visitado recientemente por la organización civil Convite, de 78 abuelos, 39 estaban solos. Sus cuidadores temporales no tienen en la actualidad contactos con sus familiares.

Los teléfonos que dejaron en el registro ya no los tienen asignados. No hay forma de comunicarse con el entorno familiar y eso habla mucho de la situación de vulnerabilidad de esta población, situación que no solo se ve en un albergue. También en las casas particulares. Los hijos y nietos se van y ellos quedan solos, en sitios grandes, con recursos llamativos y eso los hace víctimas.

“Un abuelo mantiene la misma rutina. Compra en la misma panadería, habla con la misma gente, cruza las mismas calles… Y es fácil que lo sigan, que lo vigilen”, trató de explicar Luis Francisco Cabezas, presidente de Convite, el patrón de violencia hacia las personas mayores.

333 abuelos murieron de forma violenta en 2018. Esa cifra sale de un análisis de 45 medios digitales. No es un dato que lo da el Ministerio de Interior y Justicia. Por tanto, es parcial, no habla de la totalidad de las agresiones. Sin embargo, es una muestra clara y pública de un patrón de violencia que no estaba antes en las estadísticas: los matan, golpean y secuestran para quitarles las casas, las joyas, el dinero, las remesas.

Adultos mayores en riesgo

En 2017 hubo 399 registros. En ese período Convite monitoreó 74 portales. “Esta vez no los encontramos todos, algunos estaban bloqueados o cerrados. Así que, como estudiamos menos medios, se registra un descenso en los casos. Lo cierto es que igual es una cifra alarmante y más porque los abuelitos fueron atacados por alguien cercano a sus hogares”.

*De los 333, 233 (70 %) fueron hombres y 100 (30 %) mujeres.

*162, es decir 48 %, fueron clasificados como homicidios intencionales. La mayoría tuvo como principal móvil el robo y ocurrieron en las viviendas de las víctimas.

*116 decesos (35 %) fueron homicidios culposos y otros tipos de muertes como accidentes, negligencia, arrollamientos y suicidios.

*Además se registraron 55 muertes violentas de las cuales el Estado es responsable, bien sea por acción, omisión o consentimiento, directo o incitado, cuya consecuencia inmediata fue el fallecimiento de personas mayores. Entran aquí las faltas de atención en los centros de salud. En 2017 fallecieron 3 y en 2018 murieron 16. Tal vez fueron ruleteados o no recibieron la asistencia a tiempo.  

De las edades se tiene que 166 de las víctimas tenían entre 61 y 70 años; 55, 60 años; 86, entre 71 y 80 años; 25 entre 81 y 90 años; más de 94 años 4, y en 11 de los fallecidos no se indicó el rango de las edades.

Fuente: Convite

También destacan las nacionalidades: 329 venezolanos, 1 árabe, 1 colombiana, 1 chilena, 1 española; y en cuanto a las regiones, Zulia se lleva el rango rojo con 51 muertes violentas, le siguen Aragua con 47, área metropolitana de Caracas con 44 y Miranda y Vargas con 27 cada una.

43 % de las muertes se concentran en la Gran Caracas, Aragua y Zulia. Pero la tasa más alta de mortalidad por 100.000 habitantes la tiene Vargas con 7,18, seguido de Falcón 2,26 y Aragua 2,53. “En Vargas mueren 7 veces más personas mayores que en Zulia y 14 más que en Lara y Yaracuy”, aclaró Cabezas.

Ese dato se incluyó por primera vez desde que se hace el estudio de medios, desde 2016.

La relación con el victimario también se refleja en la investigación -que será presentada para finales de año con las estadísticas de 2019 (lo que se maneja hasta ahora fue el levantamiento de 2018 presentado el mes pasado)- que en 40 de los casos el agresor o asesino tenía estrecha relación con la víctima. En más de la mitad los culpables son familiares y de estos 11 fueron hijos.

Fuente: Convite
Hay otras causas

El arrollamiento figura entre las principales causas de muerte violenta de las personas mayores, tanto para el año 2017 (79) como para el año 2018 (48). Para 2017, los accidentes viales (25) junto con los suicidios (25) fueron la segunda causa de muertes violentas. Para el año 2018, los suicidios continúan como la segunda causa de muerte (28), mientras el tercer lugar lo ocupó la asfixia mecánica (21). Destaca el aumento de las muertes violentas por negligencia médica y/o en servicios de salud durante el año 2018 (16) respecto al año 2017.

Fuente: Convite

También, y algo que, aunque se cita casi al final de este texto, no es menos importante, es el hecho que los adultos mayores se ven obligados a hacer colas muy largas y por mucho tiempo, tanto para comprar alimentos como para cobrar la pensión.

“Ahora eso es un riesgo para ellos ir a los bancos, soportan frío, sol, hambre, ganas de ir al baño y eso también les ha costado la vida: en 2017 murieron 4 y en 2018 fueron 13”.

Luis Francisco Cabezas adelantó cifras del informe, pero hizo la salvedad de que no solo tendrá datos cualitativos, sino que tendrá un análisis en el marco de los Derechos Humanos, pues la Venezuela tiene una #VejezEnRiesgo. La pensión mensual es de 40.000 bolívares y eso en la tasa oficial equivale a 0,19 centavos de dólar por día. Un cartón de huevos cuesta 32.000 bolívares. “Y para los adultos mayores no hay elección, son rehenes de los comisarios del hambre del Clap, de la falta de atención y de la violencia”.

Esta vez, Cabezas dio cifras de la victimización, pero también quiso reflejar que ahora los abuelitos se aferran a los juegos de envite y azar para tener algo más de dinero, situación que los convierte en ludópatas. Las personas mayores ahora sienten muchos temores, se preocupan por la situación y porque pueden ser víctimas de un delito o violencia física.

“Venezuela es uno de los países que no ha firmado la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, dijo a la vez que destacó que son muchas las cosas que atentan contra esta población y que se deben visibilizar. Incluso la discriminación a la que se enfrentas las personas mayores Lgtbi o con VIH-sida.

Citó que para 2015, según un estudio de Banco Interamericano de Desarrollo, en Venezuela 9,6 % de las personas mayores de 60 años vivían solas. Eso era más o menos 305.000. Pasados cuatro años, la cifra es otra y la vulnerabilidad mayor.

“La cifra de abandono de las personas mayores es una realidad. Los familiares dan direcciones falsas, números de teléfonos errados o se van del país. Esa información nos la dan los encargados de los ancianatos. Simplemente los adultos mayores enfrentan la peor crisis de país de la región para envejecer”, destacó.


Participa en la conversación