En Bolívar la medicina retrocede 100 años cuando los pacientes se recetan con yerbateros y chamanes

yerbateros y chamanes

Entre 3000 y 5000 bolívares sale la consulta con un botánico de la zona. Los médicos advierten de las contraindicaciones de “medicarse” sin control.

Ciudad Guayana. La crisis del sistema nacional de Venezuela ha retrotraído al país casi un siglo, para algunos incluso hasta la Edad Media. En muchos casos quedaron atrás los avances tecnológicos, así como los fármacos de última generación por los altos costos y la escasez de medicinas. Ahora muchos, sobre todo la población de bajos ingresos, acuden a yerbateros —también llamados «botánicos»— por ser lo que está a su alcance económicamente y si el dinero rinde un poco visitan a los chamanes.

Los efectos nocivos de estas prácticas, ahora si se quiere masivas, aún están por verse, pero desde ya los médicos advierten de las contraindicaciones de “medicarse” sin control.

En 2017, cuando recrudeció el número de casos de infectados de paludismo en el estado Bolívar, los módulos de salud no contaban con suficientes medicamentos para la demanda de pacientes. Cloroquina y primaquina son los dos fármacos a tomar por unas dos semanas para eliminar por completo el vector de la sangre. Si tenía suerte, el paciente recibía solo tres pastillas de cloroquina. Al ir nuevamente a consulta, ya no había medicina, se interrumpía el tratamiento y con ello, se presentaba una recaída.

¿Qué hacían? El agua de coco la usaban a falta de suero para mantener al paciente hidratado. Como “medicamento” tomaban agua con bicarbonato para “desinfectarse” y eliminar el virus. Así se vive la realización de la salud en el estado Bolívar.

En el sector Villa Bahía, en Puerto Ordaz, la visita a chamanes o brujos no es frecuente. “Sale muy caro comprar todas las cosas para un baño”, dice Camelis Calzadilla.

Lo que sí hace la mayoría de los vecinos de esa comunidad es visitar a un botánico de la zona. La consulta oscila entre 3000 y 5000 bolívares.

Él te examina por la vista. Te ve los ojos y te dice qué es lo que tienes y qué es lo que vas a tomar. Yo fui con él por unos dolores en la pierna. El costo del remedio depende de lo que te mande, un frasco puede costar 10.000 bolívares, explicó Calzadilla.

Plantas Vs. Medicinas

¿Cuáles son las hierbas más usadas? Pasote, fregosa, tua tua morada y la colombiana. Las usan como antiinflamatorio.

“El cadillo de perro y el clavo de pozo, la usan para los riñones. El toronjil para la fiebre, dolor de vientre y para la tensión”, agregó.

Hay quienes a falta de antiflatulentos preparan una infusión de la planta anizote. Si es para una contusión, entonces el remedio es una cataplasma de hojas de árnica; para los cálculos renales, infusión de piedra escondida y yuquilla.

“Yo tenía una sinusitis aguda y ‘me la curé’ con orégano chiquito”, afirmó Frank Lezama.

Hay quienes, como Danny Rousseau, que creen en las propiedades medicinales del alcohol etílico. “Cuando me dolía una muela hacía buches con vodka y se me calmaba”.

Otra planta muy utilizada es la sábila. Catalina Reyes sufrió una quemadura y apeló a utilizar los cristales de esta planta para calmar el ardor y la inflación de la piel. Se la recomendó un yerbatero o chamán de su zona.

La sábila es una utilizada como una panacea. Foto: Jhoalys Siveiro.

De una intoxicación a la muerte

Si bien para unos puede resultar beneficioso, las plantas también tienen sus efectos adversos, más cuando no hay control médico.

Mirtha Cisneros, médico toxicólogo, señaló lo difícil que se hace generar conciencia sobre la toma indiscriminada de infusiones de plantas, cuando los pacientes viven en zonas donde no hay acceso a la salud.

En una jornada en el sector Río Claro, en San Félix, se encontró con pacientes con una conjuntivitis severa, para la que se aplicaban gotas de una infusión casera.

La mayoría de las plantas son tóxicas y provocan efectos adversos, sobre todo en los niños. En mujeres embarazadas y lactantes están contraindicadas. En los adultos depende de si están consumiendo otro medicamento. Hay plantas que son un anticoagulante natural y si tienes un problema cardiovascular y tomas algún medicamento, puede provocar una hemorragia, explicó Cisneros.

Advirtió también que existen plantas que provocan baja de azúcar. Consumida por pacientes diabéticos, pueden provocar una hipoglucemia, mientras que otras generan problemas gástricos.

“En los niños puede ser mortal. Todas causan problemas digestivos, cardíacos, cerebrales, renales o hepáticos”, destacó Cisneros.

Para el presidente del Colegio de Médicos en Bolívar, Hugo Lezama, es inaudito que la medicina retroceda más de 100 años.

“Estamos en el siglo XXI, Venezuela no puede retroceder a la Edad Media, no podemos apoyar eso de regresar a preparar remedios caseros”, aseveró.

En Bolívar, como en el resto de Venezuela, se hace cada vez más difícil tener acceso a la salud con hospitales y la red ambulatoria pública desasistida y un centro pediátrico cerrado desde hace más de un año.

Medicinas incomparables con salario mínimo, y algunas a precio de dólar, terminan por obligar a los ciudadanos a preparar “los remedios caseros de la abuela”.


Participa en la conversación