El Colegio de Médicos de la entidad está dispuesto a colaborar con la logística de la ayuda humanitaria que está por ingresar al país.

Valencia. Según estadísticas del Colegio de Médicos de Carabobo, los centros hospitalarios de la entidad presentan 80 % de desabastecimiento de medicinas e insumos médicos, por lo cual aseguran estar dispuestos a apoyar en la logística y distribución de la ayuda humanitaria que está por ingresar al país.

Rubén Limas, directivo del Colegio, detalló que la ayuda humanitaria está dirigida a pacientes con alto riesgo de mortalidad, por ello la prioridad serán los niños de 0 a 5 años en estado de desnutrición y mujeres embarazadas con la misma patología, igualmente se suman los pacientes hipertensos, diabéticos y oncológicos.

El galeno refirió que entre 300.000 y 400.000 personas aguardan por la ayuda humanitaria en el país. De esta cifra, Carabobo representa 30 %, que en promedio serían unos 90.000 pacientes que urgen por iniciar tratamiento.

Ante este escenario, Limas, en nombre de los médicos de Carabobo, pidió a las Fuerzas Armadas permitir el ingreso de las medicinas, que la ayuda humanitaria no sea tildada como un acto político, sino más bien como un medio para respetar el derecho a la salud y la vida.

En la entidad carabobeña hay una población con condición de VIH de 8500 personas. De acuerdo con la Fundación Manos Amigas por la Vida (Mavid) en 2018 fallecieron 43 personas portadoras del virus por no tener acceso al tratamiento antirretroviral.

En el estado Carabobo, durante 2017 fallecieron dos pacientes trasplantados por no contar con las medicinas, mientras que otros 30 se encontraban en etapa de rechazo al órgano trasplantado, según denunció Alfredo José Cáceres Caguaripano, coordinador de Amigos Trasplantados de Venezuela en la entidad carabobeña.

Lee también
Cinco gobiernos europeos confirmaron a Guaidó $18,5 millones en ayuda humanitaria

En esa oportunidad, Cáceres explicó a Crónica.Uno que muchos pacientes habían optado por vender sus viviendas y electrodomésticos para poder costear los medicamentos de alto costo, que deben ser entregados por las farmacias del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Hace dos años, el tratamiento para un mes en el extranjero alcanzaba la suma de 2000 dólares.


Participa en la conversación