El Plan República se hizo la vista gorda con ciertos delitos electorales, como por ejemplo, una mujer que sufragó vestida con una franela de la campaña de Maduro en San Félix.

Ciudad Guayana. Puntos rojos a menos de 200 metros de los centros de votación —lo que contraviene el Acuerdo de garantías electorales de 2018—, autobuses oficiales recogiendo votantes en varias urbanizaciones, reparticiones madrugadoras de cajas del Clap y escaneos de los carnets de la Patria en frente de las escuelas, colegios y liceos.

Todo eso fue lo que predominó en el panorama de la convocatoria electoral de este domingo, tanto en Puerto Ordaz como en San Félix.

En comparación con otras elecciones presidenciales, la afluencia fue menor esta vez: tanto como en el resto del estado Bolívar. Por ejemplo, reportes de Upata y de Guasipati daban cuenta de centros sin votantes en varios momentos de la jornada.

Desde temprano fue evidente que el ventajismo oficial iba a prevalecer. En varios sectores de Unare —la parroquia más grande de la ciudad— repartieron cajas del Clap desde temprano.

Plan República parcializado

En Puerto Ordaz, como en Ciudad Bolívar, funcionarios del Plan República impidieron el trabajo de la prensa en centros de Unare y de Manoa (San Félix).

Pero, en cambio, no impidieron que algunos votantes entraran a los centros con camisas de la campaña de Nicolás Maduro, como ocurrió, según reportó la periodista Jhoalys Siverio, en la escuela Manuel Piar, de San Félix.

En muchas ocasiones, además, los funcionarios militares pasaron por alto el hecho de que en frente de los centros estaban los puntos rojos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Lee también
Analistas expresan visiones opuestas sobre el 9-D y OEV reporta irregularidades

Foto: cortesía Oriana Faoro


Participa en la conversación