En el núcleo Sucre de la UDO piden instalación de punto de control del Zodi 53

control del zodi 53

Ante el inicio de un nuevo periodo académico y el saldo destructor de la acción del hampa, trabajadores, docentes, investigadores y estudiantes del Núcleo de Sucre de la UDO exigen al gobernador del estado, Edwin Rojas, su efectiva intermediación para el despliegue dentro del campus de un dispositivo de seguridad que garantice el normal desenvolvimiento del quehacer universitario.

Cumaná. Un grupo de profesores, investigadores, estudiantes y trabajadores del núcleo Sucre de la UDO se apersonaron a la gobernación del estado, acompañados por la decana del núcleo, Norya Jordan, a fin de exigirle al mandatario regional, Edwin Rojas, su intermediación efectiva para desplegar en el recinto universitario un punto de control permanente del Zodi 53 a cargo del comandante general de división, Julio Barrios Torres.

Los robos recurrentes en el campus, que han tenido resonancia regional, nacional e internacional, han provocado el rechazo de toda la colectividad dado el grado de ensañamiento y destrucción con el que han actuado los delincuentes. Han atentando contra más de 60 años de producción académica y de investigación que iban orientados en pro del desarrollo y progreso del estado Sucre.

La acción de los delincuentes y la impunidad han causado daños a importantes centros de investigación como el Sismológico, el Instituto Oceanográfico de Venezuela (IOV) y el Instituto de Investigación de Biomedicina y Ciencias Aplicadas (IIBCA).

También han sido afectados los espacios de formación académica correspondientes a los edificios de Ciencias, Matemáticas y Cursos Básicos donde los malechores han desmantelado la totalidad de su infraestructura y sustraído sus bienes.

control del zodi 53
Foto: Mónica Salazar

La profesora Janette Castillo, directora encargada del Centro de Sismología UDO, llamó la atención de las autoridades y cuerpos de seguridad ante la imperiosa necesidad resguardar las instalaciones de la universidad, “quienes hasta el momento han tenido una actuación reactiva en respuesta a la solicitud de apoyo por parte de los vigilantes del núcleo”.

La decana del núcleo de Sucre, Norys Jordan, manifestó que aun cuando no se tienen las condiciones mínimas para iniciar el nuevo año académico “se hará todo el esfuerzo para mantener la universidad abierta y ofrecerles a los nuevos bachilleres y estudiantes regulares la opción de continuar su formación académica en las áreas que hayan elegido”.

Recordó que no es la primera vez que solicitan a las autoridades y organismos de seguridad el apoyo para garantizar el resguardo de quienes a diario hacen vida en las instalaciones universitarias, en virtud de los constantes hechos delictivos que se han registrado y que han sido denunciados por las autoridades universitarias.

“Por lo tanto, esperamos en esta oportunidad recibir una respuesta satisfactoria a nuestra solicitud y podamos, al igual que el núcleo de Anzoátegui, contar con un punto de control permanente en nuestro campus universitario”.

Antonio Quintero, investigador del IOV, recordó que en el hecho más reciente ocurrido en el Oceanografico, los delincuentes derramaron tambores de formol, lo cual impidió el ingreso del personal en las instalaciones del instituto.

Quintero destacó que a un núcleo «desolado» los estudiantes, profesores e investigadores dejarán de asistir. “Si no hacemos investigación, quién lo va hacer. Quién asistirá a las comunidades pesqueras, si esa es una labor que hacemos en el Instituto Oceanográfico”.

Para el profesor, si el núcleo de Sucre no recibe una respuesta inmediata ante la necesidad urgente de garantizar la seguridad en la universidad, “en dos meses se habrá acabado la actividad académica en sus instalaciones. Ya se están llevando hasta los ladrillos de sus muros”, sentenció.


Participa en la conversación