La poca afluencia de votantes en los centros electorales de Guarenas y Guatire fue la constante durante todo el día, sin embargo, frente a los toldos del partido de gobierno hubo cola para escanear el carnet de la Patria.

Caracas. A partir de las 6 de la mañana centros electorales de Guarenas y Guatire, en el estado Miranda, instalaron las mesas de votación para que las personas mayores de 18 años escogieran al presidente de la República por un período de 6 años y de los diputados de la Asamblea Legislativa.

En esta jornada, a diferencia de las regionales del pasado octubre 2017, hubo más personal de milicia que militares en los centros de votación. Al preguntarles a qué se debía esta situación, dijeron que han tomado más fuerza y que en este proceso les dieron esa gran responsabilidad.

Los encargados de los centros de votación, bajo alegato de que recibían órdenes del Consejo Nacional Electoral (CNE) limitaron la toma de fotografías: solo permitieron que se hicieran gráficas en las fachadas.

La escuela Yolanda Martínez y el Centro Cultural Miguel Parra, ubicados en la avenida Intercomunal de Guarenas, comparten el mismo punto rojo, que a primeras horas estuvo muy cerca de esos lugares.

Mientras en la Yolanda Martínez no había cola para entrar, en el Centro Cultural Miguel Parra, que abrió cinco mesas a las 5:30 de la mañana para atender a 3258 electores, a las 7 de la mañana había sufragado 112 personas.

Nelson Pérez estaba en la cola para entrar. Comentó que siempre vota temprano y que ya había pasado por el punto rojo con su carnet de la Patria. “No hay problema, igual voy a votar”.

Mientras Pérez estaba en la cola, una señora que paseaba su perro dijo que ella “botaría la basura”. Los electores se quejaron y le reclamaron porque se consideraron insultados. La mujer siguió su camino sin responderles.

Al consultar al encargado del punto rojo sobre el proceso para escanear el carnet, dijo que el caso de Nelson Pérez es aislado porque las personas primero votan y luego pasan por ese lugar.

En ese sitio y en todos los puntos rojos, los votantes pasaban su carnet, luego firmaban un listado donde les preguntaban nombre, apellidos, cédula de identidad, dirección exacta, número del carnet de la Patria y teléfono.

En este centro con 10.000 electores, a las 11:00 a. m. habían sufragado apenas 400 personas.

En la escuela Ambrosio Plaza, abrieron 7 mesas a las 6:10 de la mañana. Del edificio que está frente a este plantel se escuchaba la canción “Me fui”, de la venezolana emigrante en Perú, Reymar Perdomo.

En los planteles Unidad Educativa Menca 1, de Guarenas, y colegio Pacairigua 1, de Guatire, llegaron fiscales del Ministerio Público para verificar desarrollo del proceso. Dejaron sus datos para que se comunicaran con ellos en caso de presentarse situación irregular.

Menca 1, es uno de los centros de mayor afluencia de electores. De 5750 electores, distribuidos en 8 mesas, a las 9:00 a. m. habían pasado 760 votantes.

El Colegio Belagua de Guatire, con 3500 electores, estuvo desolado. A mitad de mañana había sufragado un 15 %. Allí no había cola, pero sí en el punto rojo instalado en la entrada de la institución.

Este punto estuvo activo todo el día. Por allí pasaban los electores del colegio Menca 1, a quienes les preguntaron sus datos y firmaron listas,

Miembros ausentes

En el colegio Pacairugua 1, ubicado en la urbanización La Rosa, a las 6:30 abrieron las 8 mesas, pero sin sus presidentes. Allí tomaron personal de la reserva y electores para iniciar el proceso. Tampoco llegaron los testigos de la oposición.

En el colegio Nicolás de Bari, ubicado en Nueva Casarapa, Guatire, que tiene una población electoral de 10.000 personas, faltaron miembros de mesa, con todo, sí estuvieron los representantes de oposición.

En la escuela Menca 2 estuvieron 7 testigos del PSUV y 3 de la oposición.

Fotos: Norma Rivas @nrivasherrera



Participa en la conversación