En las regiones una tensa calma e incertidumbre reinan en el comercio antes de la reconversión

Los empleados de locales en Puerto Ordaz y en San Félix no saben hasta qué hora del domingo trabajarán. Algunas gasolineras han acordado abrir tanto el domingo como el lunes. En San Cristóbal se veía la dinámica acostumbrada en automercados y carnicerías y las largas colas de siempre para abastecerse de combustible.

Regiones. Con la reconversión a la vuelta de la esquina, Crónica.Uno ha querido constatar cuál es el ambiente imperante en distintas regiones del país, especialmente en lo que respecta al sector del comercio. Lo que se ha encontrado en ciudades como Puerto Ordaz o San Cristóbal es que bajo el aparente manto de normalidad (incluso podría hablarse de locales menos concurridos que de costumbre), lo que impera es la incertidumbre por lo que vendrá, razón por la cual algunos establecimientos ya anunciaron el cierre de sus puertas.

Comercio guayanés con pocas certezas

Durante el mediodía de este viernes, quienes entraban en el centro comercial Orinokia Mall, de Puerto Ordaz, lo hacían con una incertidumbre: ¿se podrá comprar o ya los negocios habrán cerrado sus puertas como parte de alguna medida previa a la reconversión monetaria?

Usualmente concurrido, ahora el centro de compras más grande de la ciudad era un pasillo poco transitado, con los empleados de sus tiendas sin saber, a ciencia cierta, qué será de este fin de semana y del lunes.

Nosotros estamos esperando. Aquí la gerencia dijo que va a abrir el domingo, pero yo creo que no deberían hacerlo porque no se sabe lo que pueda pasar. Al parecer, vamos a trabajar hasta las seis de la tarde. Ya veremos”, dijo uno de los despachadores de Farmacia Ideal.

Sobre lo único que había certezas era respecto a los bancos. Todos los de la ciudad estaban abiertos solo para cajeros automáticos (que desde 2017 solo dispensan consultas en pantallas).

Lee también
Volvieron las largas colas por combustible en San Cristóbal
Algunas personas se acercaron a los cajeros automáticos

Por su parte, trabajadores de Cines Unidos esperaban este viernes para subir las santamarías y explicaron que lo previsto tanto para el fin de semana como para el lunes es trabajar. En otros locales cerraron para adecuar los precios.

En Cines Unidos tienen previsto trabajar

En San Félix, usuarios de la feria de comida de Luis Hurtado Higuera reportaron que solo se trabajaría hasta mediodía. En el Centro Ciudad Comercial Alta Vista 2 los dueños de una zapatería anunciaron, con un cartel, que no trabajarían: Cerrado por reconversión de precios al nuevo cono monetario.

“Vamos a trabajar el domingo hasta las dos de la tarde. El lunes, ya veremos”, apuntaban los accionistas de la panadería La Marquesa, de Villa Bolivia.

Hasta este viernes había acuerdos en todas las estaciones de servicio (en donde, por cierto, había pocas colas) de la ciudad para abrir tanto el domingo como el lunes. Aunque sus empleados no estaban muy de acuerdo, pues como dijo uno de ellos: Deberían cerrar, porque esto va a estar es monstruo.

Sin compras nerviosas en negocios de San Cristóbal

Hasta este viernes había una calma relativa en los comercios de San Cristóbal. Supermercados, mercados municipales, así como carnicerías y mercados a cielo abierto mantenían la dinámica acostumbrada a pocas horas del inicio de la reconversión monetaria.

La afluencia era la de costumbre en los automercados

En supermercados de la entidad se registraban pocas personas, salvo en aquellos donde llegan productos regulados como harina y arroz, mientras que en las estaciones de servicio, como ya es costumbre, las largas colas forman parte del panorama en la entidad. En estos últimos sí reina la preocupación por cuanto se desconoce el precio del combustible.

Estamos de acuerdo en que las cosas deben dejar de ser regaladas y la gasolina es un regalo, pero, por favor, que no tengamos que escoger entre un kilo de carne o tanquear los carros, porque en lugar de mejorar la cosa, van es a terminar de hundirnos”, dijo Óscar Palencia, quien aguardaba en una estación de servicio.

En las colas para echar gasolina sí se manifestaba la preocupación

Los que por ahora no cerrarán son los hoteles. Propietarios de estos establecimientos aseguraron que no hay razones para cerrar, pues la banca ha anunciado que los puntos de venta funcionarán normalmente, y confían en que los mismos permanezcan operativos.

Lee también
Volvieron las largas colas por combustible en San Cristóbal

Aquellos que tienen restaurantes sí dejaron de prestar el servicio de alimentos y bebidas, para hacer los cambios en el sistema, debido a que al tener un constante flujo de clientes, la adecuación de precios en el sistema no se podría hacer mientras estén atendiendo público.

Establecimientos como ventas de repuestos sí cerraron sus puertas a la espera de la entrada en vigencia del nuevo cono.

Por otra parte, la queja permanente es por el uso de los dos conos monetarios, pues quienes no entiendan el proceso pueden ser víctimas de robos y cobros de más.

“Cuando esto empiece me llevo mi calculadora para todos lados y divido entre 100.000, o si solo tiene los bolívares soberanos, lo multiplico por 100.000. Usted sabe que la gente es muy viva y seguro van a querer cobrar más de lo que es con el cuento de la reconversión”, agregó Melina Díaz.

Diferente panorama se vive en la frontera. El comercio en San Antonio está casi paralizado, precisamente por la reconversión. Aseguran comerciantes de la zona que desde el miércoles y jueves vendieron la mercancía en existencia y esperarán hasta mediados de la semana que viene para abrir nuevamente, ya que proveedores les despacharán posterior al 20-A. Asimismo, comerciantes de la zona aseguran que allá los puntos no funcionan desde hace días, por lo que el cierre de establecimientos se aceleró.

Con información de Marcos Valverde y Ana Becerra. Fotos Puerto Ordaz: Cortesía Jhoalys Siverio. Fotos San Cristóbal: Ana Becerra


Participa en la conversación