Los viernes de quincena ocurren hasta siete atracos en las unidades que parten desde Gato Negro, en la avenida Sucre. Transportistas comentaron que los delincuentes se bajan en la pasarela del barrio El Limón, en la carretera vieja, y huyen en motos.

Caracas. Alirio apenas empezaba su día de trabajo en la línea Caracas-La Guaira, en la avenida Sucre a la altura de Gato Negro, cuando escuchó los dos disparos que le pegaron a un pasajero que abordaba una de las unidades.

Eran las 8:00 a. m. de octubre del año pasado. Todo ocurrió mientras esperaba que una de las camionetas se llenara. “Unos malandros querían atracar a uno de los pasajeros y justo cuando se montó en la camioneta le pegaron los dos tiros. Cayó en plena avenida, murió en el acto”, recordó el conductor, quien tiene 15 años laborando en la línea.

Sergio Cárdenas, presidente de Bloque de Transportistas del estado Vargas, contó que esta es una de las modalidades con las que los delincuentes asaltan, tanto a pasajeros como a conductores. Pero también se enfrentan al secuestro de unidades, que posteriormente son abandonadas luego de que los delincuentes reciban un pago por el rescate.

El monto para este ilícito varía de acuerdo con el costo que tenga la camioneta, dado que los hampones cobran 25 %. Y según Cárdenas, una unidad puede costar alrededor de 50 millones de bolívares. Es decir, para recuperar una camioneta, los conductores deben desembolsillar hasta 12 millones 500 mil. 

El pasado enero, la línea sufrió el secuestro de ocho unidades. Y en lo que va del mes de febrero llevan contabilizados siete, con las probabilidades de que la cifra aumente. En lo que va de 2017 han secuestrado a 15 camioneticas.

El mes pasado dejaron desnudo a uno de los conductores en Maitana [estado Miranda] y después de desvalijar el vehículo le pidieron rescate. Pero normalmente, los secuestros los hacen con los pasajeros a bordo y los dejan tirados por Charallave”, explicó.

A partir de las 4:00 p.m. es cuando los robos en las unidades aumentan por la cantidad de pasajeros

Los viernes de quincena pueden ocurrir hasta siete asaltos a las unidades, donde los delincuentes se montan como pasajeros.

De acuerdo con el testimonio de conductores, los hampones se organizan en grupos de tres para distribuirse en los pasillos de las unidades y tomar el control durante el atraco.

“Ellos pagan sus pasajes pero una vez que entran en la autopista roban a todas las personas. Luego que quitan celulares, bolsos y carteras le indican al chofer que los dejen en la parada El Limón, donde hay otro grupo que los espera en motos para huir”, detalló Cárdenas.

Lee también
Pasajeros hartos de robos diarios en camioneticas de San Martín

Luego de las 4:00 p. m. aumentan las probabilidades de los asaltos y secuestros debido a que el movimiento de pasajeros es mayor y, junto con el tráfico en la autopista, facilita el trabajo para las bandas.

Una pasajera —que prefirió mantener su anonimato— sufrió un asalto hace dos años en la camioneta con dirección a La Guaira. En el transporte iban tres sujetos armados y los amenazaron para quitarles los celulares a todos.

Aunque la experiencia fue amarga, no le quedó de otra que seguir usando el transporte público y la misma ruta, ya que su trabajo se encuentra en Caracas.

Además, los usuarios comentaron que en la parada son pocas o ninguna las previsiones que toman los conductores al momento de montar a los pasajeros. “A veces cuando vemos a alguien sospechoso y hay un policía cerca le pedimos el favor de que lo baje de la unidad. Pero más allá de eso no podemos hacer nada. No sabemos quién es quién”, contó el transportista Alirio.

Por esta razón, hay vecinos que dejan el transporte público como última opción, como Amelia Miranda, de 60 años, quien reside en La Guaira y trata de ir a la capital solo para lo necesario.

“Son pocas las veces que uso el transporte público. Solo subo a Caracas por alguna necesidad y prefiero conseguir alguna cola. Siempre escuchas los cuentos de los robos en las camionetas o en la cola, por eso prefiero evitar usar la ruta”, comentó.

Reunión con el ministro Reverol

Cárdenas señaló que este sábado 18 de febrero se reunieron con el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, en una mesa de trabajo para buscarle una solución al tema de seguridad en las unidades.

En la misma se concretó que se colocarán 4000 unidades de GPS para los transportes que tengan rutas suburbanas, como Caracas-La Guaira, y así evitar el secuestro de los vehículos.

Asimismo, se realizarán operativos especiales de la mano con la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana, aunque no se especificaron las fechas de inicio.

Fotos: Mariana Mendoza



Participa en la conversación