La última evaluación del Observatorio de Seguridad Vial arrojó que entre los vehículos involucrados en siniestros viales con fallecidos, en el que estudiaron 1536 casos, en 226 no encontraron los automóviles, lo que atribuyen a muertes por arrollamientos donde los perpetradores abandonaron el sitio del suceso utilizando sus propios vehículos. Esta cifra representa un 15 % del total.

Caracas. Henry David Hernández Valdirio, de 38 años, es el cuarto fallecido por arrollamiento que Crónica.Uno ha constadado en estas vísperas de la navidad. El accidente ocurrió el pasado 22 de diciembre a las 8:30 p. m. en Filas de Mariche, sector La Lagunita, lugar donde también trabajaba y residía junto con su esposa y tres hijos menores de edad, uno de 17 y dos niñas de 16 y 11 años.

En esa noche, mientras caminaba por una acera de la zona, una camioneta que circulaba en alta velocidad, según cuentan testigos, lo arrolló e inmediatamente se dio a la fuga. Su pareja, Aileen Colmenares, lo recogió en un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) cercano al sitio del hecho a donde lo habían trasladado sus vecinos y lo llevó hasta el hospital Domingo Luciani, en el Llanito, donde le brindaron los primeros auxilios y le realizaron unos rayos X que mostraron que contaba con fractura de cadera y pelvis, desprendimiento de la rótula de la rodilla y politraumatismos.

A partir de allí empezó el trágico recorrido. En el Luciani no había insumos para la operarlo de la cadera y pelvis. Tampoco tenían los equipos para realizarle la tomografía. Lo llevé hasta el Miguel Pérez Carreño, pero allí me dijeron que no lo podían atender. Seguidamente llegamos a las 3 de la mañana al Hospital Militar y nos hicieron esperar tres horas. Un guardia nos dijo que como Henry no era afiliado ni tenía rango debíamos esperar. Pero en esas tres horas no nos atendió ni recibió ningún médico, dijo Colmenares.

No había camilleros, pero sí camillas. Finalmente, a las 6:00 a. m., Aileen bajó a su esposo del carro hasta el piso 2 de este hospital para que nuevamente le hicieran los rayos X, ya que en el Luciani no se los entregaron impreso. Mientras estaban en la sala de espera y su esposo reposaba acostado y se quejaba y gritaba del dolor, dejó de respirar. Los llevaron hasta emergencia para aplicarle electroshock pero no revivió. Colmenares espera la causa definitiva de su muerte. Él era el soporte de su hogar. Tenían 13 años como pareja y trabajó en el taller Transporte Gianmar por más de 20 años.

El caso de Colmenares es el cuarto entre los fallecidos por arrollamiento que ha registrado Crónica.Uno en menos de cuatro días. Los otrosfueron motociclistas que murieron entre el 24 y 25 de diciembre. Dos jóvenes de 18 y 25 años y un comerciante de 53 años.  

El último informe del Observatorio de Seguridad Vial de 2017 arrojó que 9 de cada 10 siniestros en el país son atribuibles a acciones u omisiones del conductor. “La inobservancia de las normas, en especial, los límites de velocidad, destaca como primera causa específica”, apuntan.

Por su parte, en su última evaluación de vehículos involucrados en siniestros viales con fallecidos, en el que estudiaron 1536 casos, 226 no determinaron vehículos, lo que atribuyen a muertes por arrollamientos donde los perpetradores abandonaron el sitio del suceso utilizando sus propios vehículos. Esta cifra representa un 15 % del total.


Participa en la conversación