En el sur de Bolívar protestan contra los atropellos de las OLP

Habitantes de Santa María, municipio Piar, cerraron la Troncal 10 para denunciar el asesinato de cuatro mineros y para exigir el cese de atropellos por parte del gobierno.

Puerto Ordaz. Poco se escuchaba nombrar, incluso dentro del mismo estado Bolívar, a Santa María, un caserío del sur de la región que colinda con Upata, capital del municipio Piar. Hasta este sábado.

Se dejó escuchar Santa María porque sus habitantes cerraron la vía de acceso de Venezuela con el sur del estado, la Troncal 10, para denunciar el asesinato de cuatro personas en la mina Cummis, localizada entre Piar y Padre Pedro Chien. El señalamiento es directo: los responsables son funcionarios del Operativo de Liberación del Pueblo (OLP).

La denuncia la vociferó, también, el diputado de la Asamblea Nacional Américo de Grazia, aunque enfatizó en que hasta ahora han aparecido dos cadáveres: los de Luis David Flores, de 22 años, y José Gregorio Montilla, de 20.

Lee también
Provea acusa a la OLP de llevar “más sufrimiento a las barriadas populares”

Hasta este domingo, no había familiares reclamando por los otros, pese a que los manifestante asomaron que incluso puede haber más víctimas.

Y si no…

En la protesta del sábado, que duró varias horas entre la tarde y la noche, los pobladores de Santa María se expresaron con consignas y pancartas. Por ejemplo: “No más muertes, fuera OLP” y  “Las autoridades atropellan al pueblo. ¿Hasta cuándo tanto abuso?”.

“La gran pregunta es, ¿por qué las OLP tuvieron que aparecer en esa mina en la madrugada y no de día, como debería ser la norma?”, cuestionó el diputado De Grazia.

Para los manifestantes, la respuesta es una: más que librar las minas de pandillas, el gobierno “las limpia” para la explotación trasnacional, a propósito de la idea del Arco minero del Orinoco.

Por ello, los familiares de las víctimas acudirán al martes a la Asamblea Nacional: consideran que es hora de actuar al respecto, en vista de los silencios de la Defensoría del Pueblo.

Este año, las denuncias sobre tales “limpiezas” en el sur han aumentado. El caso más notorio ocurrió en marzo, cuando 17 mineros fueron masacrados en una mina cerca de Tumeremo, en el municipio Sifontes. Pese a que el gobernador Francisco Rangel Gómez señaló que “voceros irresponsables de la derecha” habían inventado el hecho, los cadáveres aparecieron más de una semana después.

Lee también
Rodríguez Torres: La OLP no ha frenado la delincuencia en el país

Los habitantes de Santa María cerraron la protesta con una advertencia: si este domingo no hay respuestas por parte de las autoridades regionales acerca del paradero de los demás cadáveres y un compromiso por parte de la OLP de frenar los atropellos, el lunes, nuevamente, habrá protesta.

Foto: Cortesía William Urdaneta/CORREO DEL CARONÍ


Participa en la conversación