El gremio del sector público se concentró en los hospitales Uyapar (Puerto Ordaz) y Doctor Raúl Leoni (San Félix). Aseguraron que continuarán protestando hasta que su salario se equipare al costo de la canasta alimentaria.

Ciudad Guayana. La premisa de las enfermeras es simple: si el Gobierno central no aprueba un aumento salarial que cubra la canasta alimentaria, seguirán protestando.

Se trata, según los cálculos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), de 220 millones de bolívares mensuales: es eso lo que necesita una familia, en promedio, para comer. Al menos hasta finales de mayo.

Pero, además, su petición se sustenta en otra lógica: si los militares ganarán de ahora en adelante 240 millones de bolívares (como informó este lunes el diputado de la Asamblea Nacional José Manuel Olivares), ¿por qué ellos, como profesionales de la salud, no pueden ganar lo mismo?

Todos esos fueron los argumentos que llevaron a la calle este martes. En Ciudad Guayana se concentraron en los hospitales Uyapar (de Puerto Ordaz) y Doctor Raúl Leoni (San Félix). Se les unieron, además, las enfermeras de la red de ambulatorios y de la maternidad Negra Hipólita, ubicada en 25 de Marzo (también en San Félix).

Estamos tratando de que no escuchen. A nivel nacional realizamos esta protesta: si los militares tiene un sueldo de 240 millones de bolívares, ¿por qué nosotros no? Si hacemos cálculos de primas, eso es lo que deberían pagarnos. Además, somos tan profesionales como ellos”, adujo Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras de Ciudad Guayana.

Pies en el asfalto

Lee también
Enfermeros se bandean con tres trabajos para poder comer

La particularidad de la protesta de este martes fue que las enfermeras marcharon descalzas o, cuando mucho, con unas zapatillas de cartón. El mensaje es simple: no tenemos ni para comprar zapatos.

“La mayoría de las enfermeras tienen zapatos rotos. El uniforme cuesta 80 millones y los zapatos, 90 millones. ¿Cómo compramos zapatos con esos sueldos miserables?”, cuestionaron.

De acuerdo con Moreno, las enfermeras ganan 1.500.000 bolívares mensuales y otro millón y medio como bono de alimentación. “¿Qué podemos comprar con eso?”, añadió.

Las protestas continuarán este miércoles. Las enfermeras recordaron que el basamento principal de sus reclamos es la misma Constitución, concretamente su artículo 91:

“Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”.

Foto: Marcos Valverde



Participa en la conversación