Enfermeras del Hospital Central de San Cristóbal denuncian malos tratos

enfermeras del hospital central

Aseguran que la jefa del servicio, pese a pertenecer al gremio, no tiene reparos en maltratar al poco personal que queda en el principal centro asistencial. Exigen que renuncie o, en su defecto, sea destituida del cargo.

San Cristóbal. El personal de enfermería del Hospital Central de San Cristóbal (HCSC) denunció malos tratos por parte de la jefa del departamento, Ofelia Varela.

Gisela Herrera, quien forma parte del gremio, indicó que hay mucha falta de respeto de la jefa de enfermería hacia el personal que labora en el principal centro asistencial de la entidad.

Ella le falta mucho el respeto a los trabajadores. Estamos conscientes de la situación país, pero las enfermeras y camilleros cumplen su horario. Ella exige que si el trabajador llega tarde y va a hablar con ella le dice que renuncie”, agregó Herrera.

Señaló que muchas veces los trabajadores llegan tarde porque caminan largos trayectos desde sus hogares hasta el HCSC dada la falta de transporte público, aunado a los bajos salarios que el personal de la salud percibe por sus servicios, lo que les impide paliar contratiempos que se les presentan y les dificultan el trabajo, como por ejemplo, la falta de uniformes.

Lee también
Director del HUC desmiente que trabajadores estén de brazos caídos y reconoce que hay una crisis

Herrera hizo un llamado a la gobernadora del estado y al presidente de la Corporación de Salud, a fin de que hagan el cambio en la jefatura, pues asegura que se le vulneran los derechos a más de 200 trabajadores que estarían bajo el mando de la coordinadora del departamento de Enfermería. “Ellos si llegan tarde o temprano cumplen con su trabajo, vienen. Ellos vienen a cumplirle al paciente”, dijo.

La crisis de personal afecta el desempeño de quienes aún permanecen. Foto: Ana Barrera

La situación ha llegado a tal punto que recientemente se llevó a cabo una reunión en el Auditorio del hospital, donde los trabajadores expresaron su descontento ante las acciones de la jefa de dicha área.

El acoso

Ingrid Murillo, enfermera trabajadora del Hospital Central, afirmó que hay  acoso por parte de la jefa de enfermeras. “Ella es una persona grosera, déspota. Si uno va para que trate de solucionar algo, sale con que renunciemos, que nadie es indispensable para este hospital. Pues sí somos indispensables”, dijo.

Entre 3000 y 5000 profesionales de la Enfermería se han ido del país en busca de mejores sueldos y calidad de vida. Murillo sostuvo que dada la falta de personal, hay turnos en los que una sola enfermera debe cubrir a más de 20 pacientes, cuando los estándares sugieren una relación de un profesional por cada 10 personas. Incluso deben administrar tratamientos en otros servicios, porque no hay quien los haga: desde que Varela está al mando del Departamento, las renuncias se han incrementado de manera considerable.

Advierten que, de no tomarse cartas en el asunto, tomarán ellos el departamento.


Participa en la conversación