Ana Rosario Contreras dijo que no aceptaran que el Gobierno borre de un plumazo sus años de servicios y la formación profesional al imponer un salario mínimo para todos.

Caracas. Los representantes de las organizaciones que lideran el sector salud se mantuvieron al margen de las convocatorias de protestas hechas por partidos políticos, por considerar que su lucha es gremial. Sin embargo, tras 103 días de protesta activa, los trabajadores de enfermería amparados por el colegio del Distrito Capital, decidieron dar un paso adelante y sumarse a la convocatoria del Frente Amplio.

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermería, fue quien acató el llamado, por considerar que ellos solos no pueden, “y que la lucha es de todos”.

La salud enferma
Recientemente se realizó la encuesta Nacional del sistema y la organización asistencial, realizada por el gremio entre los profesionales de la salud. En estudio abarcó 83 hospitales de los 23 estados y el Distrito Capital. Ya está procesada una muestra una de 38% de los centros, 10 de ellos ubicados en Caracas y como dato relevante Rosario destacó que de enero a septiembre de 12.113 enfermeras con las que contaba el sistema, renunciaron 6.030 y 5.106 -de ese grupo- se fueron del país. “Lo que está aplicando con la salud el Gobierno es una política de ensayo y error. Por eso no podemos debilitar la lucha”.

Entró al Ministerio del Trabajo con la delegación de sindicatos (educación, salud, energía y telecomunicaciones) que este viernes entregó un documento para exigir respeto a las luchas sindicales.

Fue la única del sector que asumió ese riesgo, de integrarse a una acción conjunta. El pasado 25 de julio lo hizo también sola cuando llamó a un paro general al que se sumaron más de 20 estados del país.

Lee también
Tras detención de Rubén González la Intergremial asegura que no dejará la calle

Otros líderes líder del sector y los representantes de la Federación de Trabajadores de la Salud, Fetrasalud, quienes la han acompañado en las luchas desde el inicio, no participaron en esta jornada, pues en el gremio se mantiene la postura de que la lucha es por la dignificación del salario y no política.

Ana Rosario Contreras, en junio convocó a un paro nacional

“Pero estamos claros, es así. No somos políticos, no queremos cargos públicos, más allá lo que nos demande el trabajo con las bases. Lo que queremos es sumar para lograr el objetivo común que es mejoras para la calidad de vida del venezolano. Este gobierno pretende quitarnos beneficios logrados por acuerdos y desmejorarnos. Estamos convencidos de que si estamos unidos lograremos más. Si bien es cierto que la protesta la iniciamos las enfermeras, pretender que solo este gremio logrará cambios eso es errado”.

Rosario se refirió al conflicto que mantienen desde hace 103 días y no dio noticias satisfactorias. Simplemente no han logrado nada, pues su salario no está acorde con la canasta básica y lo peor, dijo, es que se está desconociendo la contratación, el principio de la intangibilidad y progresividad.

“Soy una profesional y dentro de la carrera administrativa tenemos una estructura piramidal, a la que el gobierno le está achacando el salario mínimo. Cosa que nosotros no vamos a permitir, pues tenemos doctorados, maestrías y años de servicio que no se pueden borrar”.

Ya el 16 de agosto el sector le presentó al Ejecutivo una tabla salarial, que establecía como mínimo 10 salarios mínimos, propuesta que no ha sido tomada en cuenta.

Fotos: Luis Morillo

Lee también
“Un examen circunstancial cambió mi vida para siempre”


Participa en la conversación