Personas captan números de usuarios que solicitan medicinas por sus cuentas para venderles fármacos que nunca envían. Fefarven alerta que el desabastecimiento sirve de cortina para actos ilícitos.

Caracas. La escasez no solo dejó la frontera abierta por al menos tres meses en el estado Zulia para que ingresaran medicinas sin control sanitario, sino que, además, la petición desesperada de donaciones de medicamentos por medio de redes sociales coloca en una situación vulnerable a los pacientes ante posibles estafas.

Si bien este año se produjo una acción altruista a través de las redes y las personas comenzaron a donar las medicinas que no habían consumido, también se están presentando casos en los que piden dinero a cambio del tratamiento solicitado.

Mayra Domínguez sufrió una estafa hace cuatro meses. Solicitó a través de Twitter la quimioterapia Azacitadina para su papá que tenía diagnóstico de leucemia. Hizo público sus datos y teléfono personal para que la contactara alguien que pudiera ayudarle. La llamaron y le pidieron 6.000 bolívares para enviarle el pedido desde una empresa de encomiendas. Pese a las restricciones para enviar comida y medicinas por correo, Domínguez accedió a pagar porque quien la contactó aseguró que tenía un familiar trabajando en la empresa. El medicamento jamás llegó.

“En ese momento no denuncié porque consideré que 6.000 bolívares no es una gran cantidad de dinero, pero de 6 en 6 se va sacando mucho. Las medicinas de alto costo nadie las puede pagar y solo las adquieren por la farmacia de alto costo cuando las hay, si piden dinero por eso hay que estar alerta ante una posible estafa” (sic), comenta Domínguez.

Lee también
La industria farmacéutica tiene más escollos para producir y la escasez de medicinas está entre 50 y 100%

Celina Herrera solicitó también el medicamento quetiapina. Le ofrecían seis cajas por 18.000 bolívares y también prometieron enviar por encomiendas porque se tenía un contacto en una de las empresas. Cuando se pidió el número de la guía para conocer por dónde iba el envío, la persona jamás respondió.

Estas pequeñas estafas son solo parte de los síntomas que se registran en medio de la escasez. Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), recordó que en agosto, el gobernador del estado Zulia dio un salvoconducto a la entrada de medicinas ilícitas porque no había control de los permisos sanitarios.

Además, en los últimos 16 meses tenemos 14 Farmacias que han cerrado: 10 en el Estado Anzoátegui, una Droguería en el Estado Nueva Esparta, tres Farmacias en Barinas, 10 en Lara y tres en Portuguesa. Pide que se reactive la industria para evitar el colapso y los ilícitos.

Foto referencial: Unión Radio


Participa en la conversación