La industria petrolera orientó al mercado interno 491.000 barriles, 15 % menos que en 2015.

Caracas. El balance de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) de 2016 deja en evidencia que el Estado tuvo que dar subvenciones a la petrolera para compensar la diferencia entre los costos de producción y el precio de venta de la gasolina y el diésel.

El pasado año, el desembolso del Estado a la industria fue equivalente a 5,7 millardos de dólares, de manera que el Gobierno cubrió la brecha que enfrenta la estatal por ofrecer combustible barato.

Aunque en 2016, el Ejecutivo ajustó el valor de la gasolina, ello no soportó los costos. Tras 18 años sin aumentos, en febrero el precio de la gasolina de 91 octanos pasó de 0,070 bolívares a 1 bolívar y la de 95 octanos subió de 0,097 bolívares a 6 bolívares. En aquel momento, el presidente Nicolás Maduro dijo que es una medida necesaria, una acción necesaria, de ir equilibrando, yo la asumo por la calle del medio. Luego a fines de año se planteó otra revisión a fin de equilibrar cuentas, lo cual no se concretó.

El informe financiero detalla que de los 5,7 millardos de dólares de subvención, 3,6 millardos de dólares fueron por concepto de venta de gasolina de 91 y 95 octanos y 2 millardos de dólares por el diésel. El economista Luis Oliveros señala que “esa información muestra que se tuvo que cubrir el hueco por el precio de la gasolina”.

Analistas estiman que dicha compensación tuvo que haber sido en moneda nacional, lo que explicaría el financiamiento monetario de 2016. Las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) señalan que la deuda de Pdvsa con el instituto emisor el pasado año subió en más de 500 %.

Lee también
Auditores de Pdvsa detectaron conductas irregulares en pagos a proveedores

Los auditores en el estado financiero apuntan que esa subvención “al ser una transacción inusual es un asunto clave de auditoría”. Y hasta se evaluó el tratamiento contable, de hecho, se indica que “la recuperación de la subvención será a través de compensaciones entre cuentas del accionista”.

La información muestra que además Pdvsa colocó menos barriles en el mercado interno (gasolina, electricidad).

La petrolera orientó al mercado interno 491.000 barriles diarios, 15 % menos que en 2015 cuando se destinaron 580.000 barriles diarios.

Ese comportamiento es porque la producción de la petrolera retrocedió 11 %, y por tanto, la refinación fue menor. La industria, además, por los problemas que enfrentan las refinerías, importa componentes para el combustible y en 2016 las compras externas de la estatal alcanzaron los 6,4 millardos de dólares, según cálculos de Ecoanalítica.

Lea también: En 2016 ingresos de Pdvsa cayeron 33 % y aporte social bajó 89 %

Foto referencial: Miguel González



Participa en la conversación