Said Díaz, de 13 años, esperaba a su novia afuera del liceo Diego de Losada, en Los Jardines de El Valle, cuando un jovencito lo golpeó en la cara, el choque inesperado le hizo caer y pegar la frente de la acera.

Caracas. Cuando llamaron a Marianela Páez para decirle que a su hijo lo habían golpeado, aún estaba vivo. Pero al llegar al Liceo Diego de Losada, al final de la calle 8 de Los jardines de El Valle, ya había fallecido encima de la acera.

Said Alexander Díaz Pérez, de 13 años, recibió un golpe en la cara, perdió el equilibrio y cayó encima de una acera, pegando la frente. Sucedió luego de un que muchacho, de entre 19 y 20 años, lo empujara en medio de una pelea.

El adolescente estaba esperando que su novia, estudiante de segundo año, saliera de clases a las 2:30 p. m. del miércoles 31 de mayo. Mientras estaba frente a la puerta, otro joven se acercó “con un juego de manos”, según su mamá. Murió a los pocos minutos.

“A mi hijo no le gustaban los juegos de mano, de hecho ese muchacho le caía mal por esas cosas”, señaló su mamá.

Cerca de la entrada del liceo había un grupo de jóvenes jugando cartas y al ver lo que sucedió persiguieron al agresor, pero logró escapar. Familiares de la víctima denunciaron que, al parecer, es hijo de una señora que tiene un quiosco de chucherías muy cerca.

El director del plantel, Alexander Calderón, oyó un bullicio afuera y salió a verificar si alguno de sus alumnos estaba jugando cartas —como ha ocurrido en otras oportunidades— y vio al jovencito en el piso, que aún respiraba. Pidió llamar a los bomberos.

Comentó que es muy común que en la zona los estudiantes se reúnan a jugar cartas y los docentes disuelven esos grupos porque está prohibido, en vista de que se generan apuestas.

Según el informe de Cecodap, en 2016 asesinaron a 764 menores de edad en el país.

Testigos presumían que la pelea entre Said y el joven que lo golpeó se debió a una apuesta en los juegos, que el menor no había cancelado, pero su madre lo desmintió.

Marianela se enteró de lo sucedido porque un amigo de su hija, estudiante del liceo, la llamó. Detalló que la furgoneta se llevó al menor a la morgue de Bello Monte pasadas las 5:30 p. m. y la mañana de este jueves acudió para culminar los trámites y poder iniciar los actos fúnebres para el menor de sus cinco hijos.

Said estudiaba primer año en el liceo Luis Cárdenas Saavedra, también en Los Jardines de El Valle. Vivía en la calle 2 y le gustaba mucho el baloncesto.

“¿Cómo le van a quitar la vida así a un niño, así de esta manera? Yo quiero que se haga justicia, que aparezca esa persona que le hizo esto a mi hijo”, soltó.

Lee también
Muere liceísta por golpiza que le dieron tres compañeras

El pasado 13 de febrero tres compañeras de clase le dieron una golpiza a Michelle Longa, de 18 años, y le provocaron la muerte. Sucedió en el bloque 18 de la UD5 de Caricuao, luego de que ella saliera del liceo Caricuao y la siguieran hasta su edificio.

Al parecer —pues esta versión nunca fue confirmada por sus familiares— la discusión entre las estudiantes surgió porque presuntamente la víctima las sacó de una exposición.

Michelle estaba embarazada. Murió el 20 de febrero, tras permanecer en el hospital Pérez Carreño. Las tres implicadas, de 18, 17 y 16 años se encuentran detenidas.

Cecodap, organización que se encarga de defender los derechos humanos de niños y adolescentes, documentó que en 2016 fueron asesinados 764 menores de edad en el país. Registraron, además, 9807 casos de violencia social.

Foto: Yohana Marra



Participa en la conversación