Con el acompañamiento de la Asociación Civil Educativa Vive para Servir, 12 bachilleres realizarán durante tres meses una campaña en las redes sociales y en el terreno para reforzar la cultura ciudadana.

Caracas. Para el día internacional de la Educación Vial, a celebrarse el próximo 5 de octubre, un grupo de 12 estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), con el acompañamiento de la Asociación Civil Educativa Vive para Servir, iniciarán una campaña que tiene como fin elevar el nivel de conciencia ciudadana, minimizar la anarquía en la ciudad, disminuir la intolerancia y la violencia, reducir los accidentes de tránsito, desacelerar el número de muertes por esta causa y enmarcar al país en el Decenio de Seguridad Vial.

Andrés Bello, presidente de la fundación, resaltó que la idea es que los estudiantes —como parte de su labor comunitaria— generen estrategias comunicacionales a través de la web 2.0, para elevar el nivel de conciencia de los peatones, conductores, pasajeros, autoridades y coadyuvar así en la reducción de los accidentes de tránsito.

En actividades pasadas para crear cultura vial.

Además del empoderamiento de las redes, dijo, se hará presencia en las calles de Caracas, con actividades teatrales y mimos.

Desde hace siete años hacen esta labor, en el marco del Decenio de la Seguridad Vial de las Naciones Unidas, organismo que maneja entre sus cifras que 1.3 millones de personas mueren como consecuencia de los accidentes de tránsito, además de los que quedan mutilados y que igualmente se pierden 500 millones de dólares como consecuencia de este problema social.

Lee también
“No escuché los avisos de Dios hasta que me sentó en esta silla de ruedas”

“Venezuela no ha activado las políticas suscritas por los países miembros. Solo los entes privados y las organizaciones no gubernamentales llevan el pulso a esta realidad”, acotó.

La fundación en el barrio

Entre tanto, Vivir para Servir patea las calles de las zonas populares llevando jornadas gratuitas de asesorías legales y médico asistenciales. Enseñan a la gente a redactar cartas de residencia y todo tipo de documentos sencillos. Ya fueron a la parroquia La Vega. Pronto irán a Catia.

Llegan a las comunidades a través del diagnóstico que levantan con la red de vecinos. Sobre sus necesidades ellos llevan ayudas y soluciones para el mejoramiento de la vida comunidad.



Participa en la conversación