Estudiantes de Guayana se consideran una “generación de resistencia”

Día de la Juventud

Una multitud marchó por varias calles y avenidas de Puerto Ordaz para conmemorar los 205 años de la Batalla de La Victoria y exigir la entrada de asistencia humanitaria a Venezuela.

Ciudad Guayana. Vestía overol, botas y gorra tricolor. Es mecánico industrial y guayanés. Caminó desde la urbanización La Churuata, el punto de partida, hasta el Paseo Rotario, el de llegada. Se llama Alí Osorio, tiene 65 años y barba blanca, y este martes, como muchos otros de su generación, fue parte de los miles de guayaneses que, sin importar la edad, celebraron el Día de la Juventud.

Los caminantes partieron desde varios puntos de la ciudad y confluyeron en la redoma Chilemex. Luego, unidos, fueron al punto final para, más que conmemorar los 205 años de la batalla que protagonizaron y ganaron José Félix Ribas y sus muchachos en La Victoria, repudiar el régimen de Nicolás Maduro y vociferar la consigna de moda: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Y aunque la juventud era la llamada, la tercera edad también se manifestó con fuerza.

“Yo no me he pelado ninguna marcha. A mí me trae la juventud, pero también mi familia e incluso ustedes, los periodistas, porque aquí no le garantizan la vida a nadie. Quiero que se una la Guardia Nacional a esto: no alcahueteen a un gobierno que usurpa la presidencia bajo cuatro palitos que se van a quebrar, porque a esto le queda poco”, dijo Osorio mientras mostraba el instrumento de su invención: una cacerola con un engranaje adaptado. “Esto que ves aquí era una olla para cocinar, pero como no tenemos nada que echarle adentro, la convertimos en matraca”, explica.

Lee también
Agotados pero presentes, caraqueños en la calle apoyan Operación Libertad

De todo y para todos

En la tarima, los jóvenes tuvieron el protagonismo, aunque no faltaban voceros de mediana y avanzada edad con ganas de tomar el micrófono.

Vicente Lucero, estudiante de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), explicó la diferencia entre las protestas de 2014 y de 2017 respecto de estas:

Todos los factores de la sociedad civil estamos unidos. Todos estamos de acuerdo en que Juan Guaidó es el liderazgo que todos estamos apoyando. Todo el hemisferio de América. Hasta China”.

Sobre Guaidó, el estudiante Valentín Tirado apuntó: “Es un joven, como nosotros, en la Presidencia. Aquí hay futuro, y le decimos a la Fuerza Armada y a la policía, que también tienen jóvenes en sus filas, que vamos a reconstruir Venezuela”.

La entrada de la asistencia humanitaria también fue otra petición de los asistentes, a quienes el sol no espantó. “Tenemos que continuar la presión interna y ponernos del lado de la Constitución para este proceso. Con la ayuda podemos tener algo para cada paciente”, exclamó Yorvis Álvarez, integrante de la juventud de Voluntad Popular, antes de rematar: “Somos una generación de resistencia. Este año será el último 12 de febrero que salimos a exigir libertad”. La euforia, una vez más, se hizo sentir en gritos y aplausos.


Participa en la conversación