Solo carne de cochino con sal y cebolla es lo que ofrecen en el comedor universitario. En cuanto al transporte, tanto el gobernador Rafael Lacava como el alcalde Alejandro Marvez han sido incapaces de dar soluciones. Los manifestantes también denuncian que los robos y atracos en el campus de Bárbula están a la orden del día y que no se cuenta con material para reponer los carnets estudiantiles.

Valencia. Estudiantes de la Universidad de Carabobo trancaron las vías de acceso a esta casa de estudios a la altura del Arco de Bárbula, para rechazar el deterioro de los servicios estudiantiles. Condenan la miseria a la que los han llevado la falta de presupuesto en materia de transporte y de alimentación balanceada en el comedor universitario; también las carencias de materiales para estudio e investigación.

William Guanate, preparador de la Facultad de Educación, manifestó que, desde hace mes y medio, en el comedor universitario solo les ofrecen carne de cochino con sal y cebolla. En referencia a la identificación estudiantil, dijo que los carnets están deteriorados y no hay material para la reposición.

Al menos 3000 estudiantes se ven afectados por esta problemática, a la que se suman la falta de transporte universitario y la inseguridad. Romer Cedeño, presidente de la Asociación de Estudiantes de Lomas de Funval, denunció que motorizados que rondan el campus universitario de Bárbula cometen robos a diario y la vigilancia no se da abasto para cuidar todo el recinto. Vale destacar que en las inmediaciones de la UC se encuentran las barriadas Gonzales Plaza, Hospital Carabobo y Oncológico.

Los estudiantes, bajo la consigna “Lacava, escucha, queremos nuestra ruta”, manifestaron que, por falta de repuestos y cauchos, la UC actualmente solo cuenta con seis unidades de transporte activas. Quienes viven al sur de Valencia deben tomar los denominados “TransBaranda” para asistir a clases y cancelar entre 5000  y 7000 bolívares. Un monto que les “golpea en el bolsillo”.

Lee también
La Olla Solidaria en Valencia atiende a más de 250 personas

Una de las primeras metas que se trazó el Gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, fue atender el problema del transporte universitario. El 15 de octubre, cuando resultó electo, aseveró: Desde hoy mismo arranco para resolver el conflicto de transporte de los universitarios. Yo sé que mis jóvenes en la Universidad de Carabobo la están pasando muy mal. Por eso mis primeras acciones de gobierno estarán dirigidas a ellos.

Durante una acción de protesta en la Alcaldía de Valencia, que se efectuó el pasado 30 de enero, la estudiante Carmen Díaz aseveró que el alcalde oficialista Alejandro Marvez había prometido apoyar la ruta estudiantil de Lomas de Funval y no había cumplido. En aquel momento, la acción de protesta se llevó a cabo después de cuatro reuniones con representantes del Ejecutivo municipal sin recibir respuesta. Estas comenzaron el 21 de diciembre de 2017,  luego continuaron el 27 de ese mes y nuevamente conversamos el 10 de enero de 2018, declaró Díaz.

La paciencia de los estudiantes se está colmando. Rolman Cedeño pidió a las autoridades gubernamentales que no continúen mintiendo a la población estudiantil. Por ello, le solicitó a la rectora de la UC, Jessy Divo de Romero, que sirva como canal para que exija solución a las carencias estudiantiles, pues, a su juicio, la universidad está prácticamente en cierre técnico. Recordó la falta de materiales en Odontología y Bioanálisis y la ausencia de electricidad en la Facultad de Ingeniería por el robo del cableado.

Foto: Leomara Cárdenas



Participa en la conversación