Cinco mil estudiantes de seis carreras no iniciaron clases por la inoperatividad de las escuelas ante la falta de recursos en la universidad.

Nataly Angulo V. / @natalyaav

Maracaibo. La Facultad de Ciencias de la Universidad del Zulia cerró sus puertas. No hay reactivos en los laboratorios, los aires acondicionados no sirven, los pupitres están dañados en su mayoría y no hay implementos para la limpieza.

La medida, adoptada por el Consejo Académico, afecta a 5.000 estudiantes de seis escuelas: Computación, Matemática, Biología, Química, Física y Antropología. Las últimas cuatro son las más críticas, pues los laboratorios para las prácticas e investigaciones no cuentan con reactivos.

Los estudiantes debieron iniciar su semestre ayer, pero por la situación «crítica» de la Facultad, sacaron los pupitres a la calle en forma de protesta. Cerraron la avenida Universidad con prolongación de Grano de Oro para exigir al Gobierno nacional que entregue los recursos. La manifestación la levantaron dos horas después tras la medición de la Guardia Nacional Bolivariana.

Gustavo Colina, coordinador de los centros de estudiante de la Facultad de Ciencia, lamenta la indolencia de Jorge Arreaza, ministro de Educación Universitaria. Le exige un presupuesto justo para las universidades, porque «no pueden sobrevivir con los ingresos propio».

Aseguró que se mantendrán en las calles para presionar al Ejecutivo y llamar la atención de la sociedad. «Queremos evitar que se sigan cerrando facultades por la falta de recursos».

Eduardo Fernández, miembro de la Federación de Centros Universitarios de LUZ (FCU-LUZ), alertó que los comedores de la casa de estudio están prontos a cerrar sus puertas, lo que se suma -recordó- a la falta de transporte estudiantil, que está paralizado por escasez de repuestos y de recursos.

Lee también
Seis parroquias de Puerto Cabello están sin luz

“El rector Jorge Palencia la semana pasada anunció que no hay dinero para el funcionamiento de la Universidad y cuando eso sucede, las facultades colapsan porque no tienen como mantenerse, no hay pago para los obreros, empleados, profesores y mucho menos para mantener los salones”, apuntó.

Foto: Cortesía Diario La Verdad.


Participa en la conversación