La esposa de Leopoldo Gutierrez, de 34 años, relató que funcionarios lo sacaron de su casa y lo llevaron en una camioneta. Mientras que a ella la tiraron en una avenida con su bebé de dos meses.

Caracas. Funcionarios de las Fuerzas de Acción Especial de la Policía Nacional Bolivariana (FAES-PNB) se llevaron el lunes 26 de febrero, a bordo de una camioneta, a Leopoldo José Gutierrez Julio, de 34 años, desde su casa en el sector La Pradera, en Antímano.

Así lo denunció su esposa, Karen Senluis, quién añadió que ubicó el cuerpo de su pareja en la morgue de Bello Monte, luego de buscarlo por hospitales caraqueños.

Sostuvo que los uniformados llegaron a la casa alegando que buscaban unos proyectiles. Luego la golpearon y amenazaron con quitarle a su bebé de dos meses.

A él lo montaron en una camioneta junto con otros vecinos. Me dijeron que lo buscara en El Helicoide, pero luego me dejaron tirada en una avenida con mi bebé en brazos, añadió.

Una vez de vuelta a su casa, inició la búsqueda de su pareja en centros médicos, hasta que en el hospital Dr. Miguel Pérez Carreño le indicaron que fuera a la medicatura forense, donde encontró el cadáver. Hasta ahora, no sabe lo que ocurrió, pues no ha podido realizar el reconocimiento.

Senluis dijo que su esposo estuvo preso por homicidio durante cinco años en la cárcel El Rodeo I, hasta que fue liberado en 2010. Se encontraba en régimen de presentación en el Circuito Judicial de Valles del Tuy.

Trabajaba como obrero con su padre y dejó huérfanos a tres menores de edad.

Asesinado cuando salió a hacer una carrera

Ronal Pérez Alexander, de 31 años, fue asesinado el pasado domingo 24 de febrero, luego de que sujetos lo interceptaran en la carretera vieja de Los Teques.

Familiares indicaron, desde la morgue de Bello Monte, que Pérez trabajaba como taxista, por lo que salió temprano de su casa para buscar a un cliente y hacerle una carrera.

En el camino, el grupo armado comenzó a disparar al vehículo. Una bala impactó en el tórax, por lo que Alexander perdió el control del volante y murió en el sitio.

Parientes agregaron que esta era la primera vez que el hombre era víctima de la inseguridad. Dejó huérfana a una niña de tres años.

Foto referencial: Miguel González



Participa en la conversación