Familiares entierran a un hombre en el patio de su casa en Maracaibo por no tener recursos

entierran a hombre en su casa

El hombre murió por desnutrición severa y una infección en el oído.

Maracaibo. La desgracia no llega sola, como reza el dicho popular. Por tercera vez en menos de tres años, Gladys Josefina Hernández tiene que lidiar con la muerte. Primero fue su esposo, luego el menor de sus cuatro hijos y ayer (miércoles), a las 9:00 de la mañana, le tocó despedir al del medio, Ender Bracho, un hombre de 39 años de edad.

Mientras el cuerpo reposaba en una cama individual pegada a una ventana sin cortina, cubierto con un mosquitero improvisado, Josefina contó el viacrucis que vivió su hijo, a quien hoy deberá enterrar en el patio frontal de su casa, ubicada en el barrio Los Tres Reyes Magos, de la parroquia Coquivacoa, por no tener recursos para darle una sepultura digna.

No tienen recursos para darle sepultura

“Él se vino hace 15 días de Altos de Jalisco, donde vivía, porque tenía un dolor, pero el jueves se puso malo, decía que le dolían los huesos y el oído, no podía ya caminar. Entonces el jueves lo llevamos en silla de ruedas para el Hospital Coromoto, pero allá no lo atendieron, de ahí nos fuimos al Hospital Adolfo Pons, pero solo le pusieron suero y la doctora me pidió que me lo llevara para la casa porque ahí no hay recursos. Me dijo: ‘Sáquenlo rápido, porque si se muere, yo no me voy a hacer responsable porque él está muy mal, lléveselo al Universitario para que lo entuben a ver si aguanta’. El martes en la noche lo sacamos y me lo traje, pero se puso mal con el dolor, vino una vecina que es enfermera y lo inyectó, pero esta mañana no aguanto más, y se me murió mi hijo”.

El hombre, que se rebuscaba haciendo cualquier oficio para poder llevar el pan a su mujer y una pequeña de apenas nueve meses, perdió la vida por no tener recursos para comprar un tratamiento para la infección, según relató Milagros Bracho, sobrina del difunto. La falta de peso que tenía Ender lo condenó, pues, según su madre, en la familia lo que sobra es el hambre.

Aquí todos mis hijos marañan por ahí y cuando hay se come, cuando no, pasamos el día en blanco”.

Entierro casero

Lee también
Sedemat cierra la Clínica La Sagrada Familia de Maracaibo por presuntas irregularidades en las finanzas

Ayer, los familiares del difunto decidieron cavar un hueco con las medidas de Ender en la parte del frente de la humilde vivienda. Tomaron la determinación luego de que Josefina se enteró de que el servicio funerario que pagó durante años era una estafa. “Me dijeron que el contrato ya no era válido”.

Pala en mano, mujeres y hombres comenzaron a romper la tierra casi tres metros hacia abajo para darle un entierro casero a Ender.

Para que lo entierren como a un perro, lo enterramos aquí”, dijo una de las vecinas del sector y amiga de la familia.

El resto de la comunidad piensa lo mismo, aun cuando están conscientes del riesgo sanitario que corren al tomar esta decisión. El cuerpo permaneció más de 24 horas en la única habitación de la casa.

Costos

A la Familia Bracho Hernández las empresas funerarias le pidieron 27.000 bolívares soberanos. Los gastos funerarios pasan los 10 sueldos mínimos en Maracaibo. Una urna y el traslado del difunto para prepararlo cuestan 14.000 bolívares soberanos, eso sin contar el formol, que puede pasar los 600 bolívares soberanos.

Fotos: Cortesía


Participa en la conversación